scorecardresearch
Ricardo Guerra Sancho

Desde mi torre mudéjar

Ricardo Guerra Sancho


El reto colectivo magníficamente cumplido (y III)

16/02/2022

Es la primera vez en los años de vida de esta columna hago una serie de tres entregas sobre un tema, y no es porque algunos no merecerían una serie larga de ellas, sino porque creo que estas columnas no son el formato adecuado para extenderse demasiado sobre un tema, para eso están los artículos largos. Pero este caso podría ser una excepción, porque escribir sobre la Virgen de las Angustias de Arévalo es un tema inagotable, bajo el punto de vista histórico, pero también desde el aspecto devocional y desde luego, como acontecimiento verdaderamente popular. Y este es el caso, que además, y como descargo, si es que fuera necesario, porque este año la fiesta ha estado rodeada de unas circunstancias tan especiales, que la incertidumbre y los temores amenazaba la celebración mariana por excelencia en Arévalo. Por eso en días pasados titulé estas 'Desde mi torre mudéjar' como de reto colectivo. Y así ha sido.
Como ya se ha reflejado informativamente, la fiesta ha sido de 10. Por la responsabilidad de la gente que en todo momento ha sabido reaccionar debidamente, como la asistencia a los actos tradicionales, aunque el público devoto de la Virgen tenía muchas ganas de festejarla, de rezarla y de pasearla por las calles de la ciudad, como un símbolo de ser «Alcaldesa Honoraria», como así fue aprobado, acto que se simboliza con la entrega del bastón de mando de la alcaldía durante la ceremonia. Muchas personas manifestaron que vieron la ceremonia religiosa por televisión, en La 8 de Ávila, la misa solemne oficiada por nuestro Obispo José María, que acudió a la cita a pesar de estar «algo estropeado» como él mismo dijo en sus emotivas palabras, tan cercanas como llenas de contenido, que llegaron a lo profundo tanto del público asistente, como del televidente. Mas de una chispita brilló en muchas miradas que contemplaban este acontecimiento religioso, y que pensaban que no iban a volver a ver… Y luego salieron a la gran procesión por las calles de la ciudad, ordenada, con distancias y en una mañana más que primaveral, verdaderamente espléndida. Finalizada esta, las danzas de 'Entre Ríos', tan esperadas, nuestro grupo que mejora cada día y ya es esperado en torno a la Virgen. Y la subasta tradicional, ágil y renovada que pone un toque distintivo de la fiesta. 
Muchas opiniones han coincidido en señalar la gran asistencia, a pesar de ser un miércoles, porque cuando cae entre semana la afluencia es sensiblemente menor, como al contrario fue el caso de la última fiesta anterior, la del año 2020, que fue de récord al coincidir con fin de semana. Sí había ganas…  y la animación siguió durante toda la jornada.
Pero, las hojas del calendario van cayendo y nuevos acontecimientos vienen empujando irremediablemente.
La exposición 'Sustancia-Sustancias' está a punto de abrir al público y el trasiego de transportes y operarios no cesa en el Espacio Cultural Iglesia de San Martín, su lugar de celebración, donde pronto podremos admirar los Caprichos de Goya y arte actual, en este templo de la cultura que será el lugar de los anticipos culturales de la propuesta 'Abierto por Obras', la oferta del Museo de Arte Contemporáneo Adrastus, 'Collegium', mientras avanzan las obras del complejo cultural. Estamos en vísperas de iniciar las obras de este gran proyecto, se están cumplimentando los últimos trámites burocráticos para el inicio de esas obras. Y entre tanto, iniciando la extraordinaria programación cultural, para ir acostumbrando al público, al de aquí, a descubrir lo que será esta realización, y al de fuera, a colocar nuestra ciudad en el mapa de la cultura actual como un lugar de referencia.
Ya pudimos ver la primera realización de 'Abrimos por Obras' con esa exposición que definía perfecta y detalladamente el proyecto de 'Collegium', muy visitada y alabada. Ahora la siguiente exposición ya más metida en lo puramente cultural con un extraordinario comisario, Patrik Charpenel. 
Y otra noticia muy buena, en esta ocasión en la vertiente industrial de la ciudad y su polígono industrial 'Tierra de Arévalo', que dará mucho que hablar, pero esto ya en otra entrega...