El alcalde emite un bando sobre la enfermedad hemorrágica

E.Carretero
-

En esta disposición, el regidor candeledano recuerda las recomendaciones a tener en cuenta ante la presencia de casos o ante la sospecha de contagio en las explotaciones ganaderas

Tras confirmar el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete nuevos casos de Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE) en España en la última semana en distintas provincias, entre ellas Ávila y en este caso en explotaciones de vacuno de Arenas de San Pedro, Piedrahíta  y Candeleda, el regidor de este último municipio ha emitido un bando en el que realiza recomendaciones sobre esta enfermedad en base a las apuntadas desde la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Castilla y León. 

En dicho bando Carlos Montesino recuerda que la enfermedad Hemorrágica  Epizoópica es una «enfermedad vectorial infecciosa no contagiosa, transmitida por insectos del género Culicoides,  que afecta a animales rumiantes silvestres y domésticos» y que «en ningún caso afecta a los humanos».

Recuerda también el regidor candeledano que «toda explotación con síntomas (fiebre, lesiones en la mucosa bucal, cojeras por inflamación de los rodetes coronarios) debe comunicarse a la unidad veterinaria y a su veterinario», a la vez que recomienda que toda explotación en esta situación , así como el resto de las de la zona afectada e incluso a la zona libre, realicen «desinsectaciones en las instalaciones, si es posible en los animales», teniendo en cuenta, asegura Montesino, que «la experiencia nos confirma que aquellas explotaciones que realizan control de vectores tienen menos problemas clínicos».

También se refiere el alcalde en su bando a los cuidados que deben seguir los ganaderos con los animales afectados, entras las cuales apunta la de la aplicación del «tratamiento sintomático que necesiten, así como facilitarles el acceso al agua y a la comida, especialmente si se trata de explotaciones de extensivo y en días de más calor, ya  que los animales afectados suelen tener más problemas para moverse, masticar y deglutir».

Precisa también el alcalde candeledano que la enfermedad hemorrágica epizoótica «afecta gravemente a los ciervos y que puede afectar también a gamos y corzos» mientras que en el caso del ganado vacuno «puede producir clínica moderada y autolimitante en un par de semanas» y que también el ovino es «susceptible de la infección, pero poco a la enfermedad clínica». Respecto al caprino, en el bando se apunta que este tipo de animales son «poco» susceptibles a la infección. 

En esta disposición municipal también se advierte de que no se debe «administrar antibióticos, ni fumigar o desecar charcas ni aplicar insecticidas, ya que no son efectivos contra el virus». También se recuerda que no se debe «concentrar animales en puntos suplementación de alimento y agua», recordando así mismo el alcalde de Candeleda que «actualmente no hay ninguna vacuna autorizada en la Unión Europea» para el tratamiento de esta enfermedad. Por último, el alcalde recuerda que ante cualquier «sospecha» se debe «comunicar inmediatamente» la situación a los agentes medioambientales, a la Oficina Comarcal Agraria o a la autoridad competente.