Rusia incrementa el ataque en Bajmut tras la retirada de Wagner

EFE
-

El Ejército de Putin vuelve a lanzar drones y misiles en varias ciudades ucranianas situadas a unos 400 kilómetros al sureste de Kiev

En este ataque con misiles en el puerto de Odesa, en el Mar Negro, al menos tres personas han muerto. - Foto: EFE

Las fuerzas rusas, que siguen controlando la práctica totalidad de la ciudad de Bajmut, en el este de Ucrania, han cambiado de táctica desde que los mercenarios del grupo Wagner cedieron sus posiciones a unidades del ejército regular ruso, según explicó hoy un portavoz militar ucraniano.

El cambio de guardia, explicó el portavoz de la Guardia Nacional ucraniana, Ruslán Muzichuk, ha traído consigo una disminución de los combates cuerpo a cuerpo y la intensificación del uso de la artillería y la aviación contra las fuerzas ucranianas.

Según Muzichuk, el reemplazo de los wagneritas -cuya fuerza de choque se nutría en gran medida de presidiarios reclutados a cambio de su indulto- ha supuesto una disminución del número de personal desplegado en la ciudad.

El portavoz de la Guardia Nacional ucraniana confirmó, en la línea de otros portavoces militares, que Ucrania tiene la iniciativa en el teatro de operaciones de Bajmut, en cuyos alrededores las fuerzas de Kiev llevan días avanzando.

Otra fuente militar ucraniana, el portavoz del Estado Mayor Andrí Kovalev, informó hoy de que el ejército de Ucrania "continúa su ofensiva" en Bajmut y hacia el puerto de Berdiansk, en el sureste del país y ocupado por Rusia.

Kovalev explicó que los combates continúan en el pueblo de Makarivka, recuperado hace poco por Ucrania y situado en el suroeste de la provincia de Donetsk, cerca de la frontera administrativa de Zaporiyia, y en la zona de Novodanilivka y Novopokrovka, en la propia Zaporiyia.

El portavoz del Estado Mayor también informó de "operaciones ofensivas exitosas" en el norte de Bajmut que permiten avanzar al ejército ucraniano hacia el noreste de esta ciudad situada en la provincia oriental de Donetsk.

Ucrania centra de momento su contraofensiva en tres sectores del frente: Donetsk, la parte de Donetsk que toca a Zaporiyia y la propia Zaporiyia, situada más al sur. Kiev dice haber recuperado 7 pueblos y unos 100 kilómetros cuadrados de territorio en los primeros días de contraofensiva.