«Último trámite» para la obra del centro de salud de Arévalo

B.M
-

El delegado de la Junta en Ávila dice que será inminente y señala que habrá trabajos este año, también en Madrigal

«Último trámite» para la obra del centro de salud de Arévalo - Foto: David Castro

El delegado de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, aseguró que el proceso para poder retomar las obras en el centro de salud de Arévalo está en el «último trámite de supervisión del proyecto de readaptación» por lo que asegura que la licitación será inmediata y habrá obras en este centro y en el de Madrigal de las Altas Torres, también parado, este mismo año.

Tras las protestas surgidas en la zona, el representante de la Junta en Ávila había anunciado que la licitación sería en abril pero de momento no se ha llegado a ese paso aunque se insiste en que será pronto. En este sentido, recordó Hernández Herrero que «estamos en un último trámite en unas obras para la mejora, reforma y ampliación del centro de salud de Arévalo» y que se pararon por «una situación sobrevenida de concurso de acreedores de la empresa adjudicataria», lo que obligó a poner en marcha toda una tramitación y «nos obliga a agotar los plazos porque se han formulado alegaciones, porque ha tenido que ir al Consejo Consultivo la resolución contractual y ahora tendremos que licitar unas obras por un importe de 700.000 euros garantizando el normal y correcto funcionamiento del centro de salud». Serán unos primeros 700.000 euros para unos trabajos de carácter de urgencia en el interior y que después precisará la misma cantidad para otra parte, en este caso para la mejora estética del edificio.

«Las obras se van a reanudar», insistió, mientras señalaba que «no por más manifestaciones existe más voluntad por parte de la Junta de Castilla y León. La voluntad de la Junta de Castilla y León es total y completa», indicaba en referencia a la protesta prevista para esta tarde en Arévalo.

En cuanto a Madrigal de las Altas Torres, señala que están «en idéntica situación» porque «desgraciadamente, la crisis de la construcción y el encarecimiento de los materiales ha tenido como consecuencia que, en algunos casos, esas obras se abandonan por parte de las empresas y tenemos que volver a licitar». También en este caso están en trámites para retomar las obras y «estoy convencido de que a lo largo de este año veremos cómo esas obras avanzan» pero «no podemos ir más rápido».

Por tanto, insistió, «la licitación del centro de salud de Arévalo va a ser inmediata. Y un poquito posterior, porque se está acabando el proyecto de readaptación, cosa que ya se ha realizado en el de Arévalo, será el centro de salud de Madrigal de las Altas Torres. Pero este 2024 verá el avance de esas obras, quizá no la conclusión» por lo que pidió «comprensión» y «prudencia» y que «no se politice la sanidad porque creo que esto no es conveniente y además no tiene sentido».