Sanidad mantiene a Ávila en nivel 4 pese a estar en el 2

M.M.G.
-

Tal y como se esperaba, Arévalo abandona hoy las restricciones impuestas a la hostelería mientras que Arenas y Las Navas tendrán que seguir esperando para ello

Hospital Nuestra Señora de Sonsoles - Foto: Isabel García

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció este lunes en la tradicional rueda de prensa informativa sobre el estado de la Comunidad en lo que a la pandemia se refiere que Ávila se mantiene en un nivel de alerta 4 pese a presentar cifras que la ubicarían en un nivel 2, o medio.

Según Casado, la Consejería de Sanidad atiende al pie de la letra las directrices del ‘semáforo’ acordado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que permiten realizar una evaluación en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población. Directrices que sobre el papel, tal y como recoge la web desde la que se informa cada día de la situación de la epidemia en la región, hablan de que las provincias estarían en nivel 2 cuando dos de los indicadores que hacen referencia a las tasas de incidencia y al menos uno de los que se refieren a la ocupación de camas en planta y UCI se encuentren en el nivel medio, algo que ya cumple la provincia de Ávila. Y eso, a día de hoy, ya lo cumple la provincia abulense.

Preguntada sobre este tema concreto por Diario de Ávila, la consejera aseguraba que si bien Ávila se encuentra en unos niveles aceptables, incluso «mejor que muchas de las demás provincias» de la región, «se encuentra en riesgo medio en una comunidad que está en nivel alto y en un momento en el que está a punto de caer un estado de alarma».

A pesar de todo Sanidad sigue aplicando restricciones de un nivel de alerta extremo en todas las provincias de Castilla y León, Avila y Zamora incluidas, pese a tener los mejores indicadores provinciales de toda la región.

“Ahora mismo es muy pronto para tomar decisiones a la baja”, prosiguió con sus explicaciones sobre la situación abulense, y aseguró que, en cualquier caso, “si pasado ese tiempo va mejorando” la situación y “se mantiene durante 14 días el nivel anterior, “se planteará, pero todavía las incidencias son altas”.

Se refería a los 128,12 casos diagnosticados por 14 días apuntados este lunes. “Eso sigue siendo una incidencia alta”, subrayó Casado, que aseguró que Ávila tiene también “indicadores que hay que todavía hay que seguir vigilando”.

Sea como sea, lo cierto es que en Ávila se siguen aplicando medidas restrictivas propias de un nivel 4 de alerta (como el aforo en determinados espectáculos, por citar sólo un ejemplo) cuando las tablas presentadas por la propia Consejería de Sanidad indican que la provincia se encuentra en un nivel 2 o medio de riesgo.

Si nos referimos a los datos que presentaba Ávila en el primer día laborable del mes de mayo, debemos apuntar que la provincia sumó ayer 17 nuevos casos, lo que hace que sean ya 12.505 los positivos registrados en la provincia desde el comienzo de la pandemia.

Los brotes activos dan pie a la esperanza al bajar de 21 a 19, con 127 casos asociados a los mismos. En este sentido, Casado apuntó en su comparecencia ante los medios que en la actualidad la mayor parte de los brotes que se están detectando en la región se producen en el medio interfamiliar, por lo que pidió a los castellanos y leoneses no bajar la guardia y extremar al máximo las preocupaciones.

Y es que muchas de las personas que se contagian en estos brotes terminan hospitalizadas. En la actualidad el Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles alberga a doce personas hospitalizadas en planta (dos más que el día anterior) y a nueve en la UCI (una más que la jornada previa). Camas que, por cierto, debe recordarse que están siendo ocupadas también por pacientes derivados de otras provincias de la región. Las altas, en cambio, se mantienen en 1742.

Si hablamos del número reproductivo básico (o el promedio de personas que cada positivo puede llegar a infectar) la cifra subió este lunes a 1,05.

Por cierto que la comparecencia de la consejera ante los medios sirvió también para ratificar un hecho que no por esperado deja de ser buena noticia. Y es que Arévalo podrá por fin este martes abandonar las últimas medidas restrictivas impuestas y que han hecho que los últimos 15 días el interior de la hostelería y de las casas de apuestas haya estado cerrada al público.

La otra cara de la moneda la encontramos en Las Navas y en Arenas de San Pedro, localidades a las que, al menos, les resta una semana para poder abandonar esa situación. En el caso de Las Navas del Marqués la situación es ciertamente preocupante, ya que este lunes registraba una tasa a 14 días de  524,6 .