Homenaje a «unos genios» del mundo rural abulense

D.C
-

Una exposición de fotografías de Jesús María Sanchidrián recuerda en el Museo de Ávila cómo era hasta hace muy poco tiempo el trabajo en el campo con la ayuda de los animales

Homenaje a «unos genios» del mundo rural abulense - Foto: David Castro

Son imágenes de ayer mismo, de no más allá de este siglo, pero parecen casi piezas de arqueología por lo que tienen de pasado al que el presente lleno de urgencias de las últimas décadas atropelló sin piedad y quizás sin conciencia de hacerlo. Una selección de fotografías realizadas por el investigador abulense Jesús María Sanchidrián que muestran cómo se trabajaba hasta hace muy poco tiempo en el campo abulense con la ayuda de los animales (vacas, mulas, caballos y burros, fundamentalmente), pertenecientes todas ellas a un libro que publicó hace unos años, llenan desde este jueves la galería del patio central del Museo de Ávila, convertidas al mismo tiempo en testimonio, homenaje y reivindicación muy interesantes que merecen una visita detenida de todos los abulenses.
La exposición, que igual que el libro del que deriva lleva por título Avileños. El trato de los animales de labor, muestra 74 de las más de 200 fotografías que llenaban aquel volumen –que a su vez eran una selección de las más de mil que su autor hizo por pueblos de toda la provincia–, y en ellas se muestra esa importancia fundamental que los animales tuvieron para la labor campesina –que es lo mismo que decir supervivencia– siguiendo «una especie de itinerario temporal y temático en el se muestran los trabajos del campo según cada momento del año, combinándolo con las manifestaciones festivas en las que también esos animales tenían su protagonismo». Así lo explicó Sanchidrián, que inauguró la muestra con una conferencia, charla muy interesante a la que siguió un pequeño recital en el que Clara Álvarez Camarero interpretó temas extraídos del repertorio tradicional popular.
valores. Las fotografías que llenan esta exposición, organizada por el Museo de Ávila y la Asociación de Amigos del Museo dentro de un ciclo de actividades apegadas al Día Internacional de los Museos y su lema ‘Los museos como ejes culturales: El futuro de la tradición’, reúnen en opinión de Jesús María Sanchidrián las características del «testimonio, el homenaje y la reivindicación».
Testimonio, explicó, porque «son ejemplos vivos de una forma de trabajar que hasta hace no mucho tiempo era habitual»; homenaje, porque bien se lo merecen «esos genios del campo abulense que han sido los últimos en continuar con una actividad antes fundamental para la vida y que luego quedó como algo ya fundamentalmente romántico»; y reivindicación, porque dan fe «del valor cultural de una forma de trabajar en colaboración con los animales que permaneció inalterable durante miles de años».
Otro valor añadido de ese trabajo de investigación es el de la oportunidad, porque esas fotografías y todo el significado que atesoran (testimonial, humano, estético...) serían imposibles de realizar ahora, sólo una década y pico después de que fuesen tomadas, debido a que la mayoría de los protagonistas de esas imágenes ya no podrían llevar a cabo esas labores que quedaron inmortalizadas por la cámara de Jesús María Sanchidrián, por cuestiones de edad elevada que impediría hacer esos trabajos en el campo (la media de quienes aparecen en las imágenes era de 75 años) o  de muerte.

La exposición podrá visitarse hasta el día 13 de enero, de martes a sábado de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 19,00 horas, y domingos y festivos de 10,00 a 14,00 horas; los lunes, igual que el Museo que la acoge, permanecerá cerrada.