Dentro del mundo de los dinosaurios, mejor en familia

B.M
-

'Dinosaurios expo' muestra en la sala de exposiciones del Lienzo Norte una parte de la historia de la tierra combinando el trabajo de expertos con la parte más lúdica

Dentro del mundo de los dinosaurios, mejor en familia - Foto: Isabel García

El Tyrannosaurus Rex tenía una longitud de doce metros y una altura de cuatro. Estos son dos de los datos que se pueden conocer gracias a ‘Dinosaurios Expo’, una muestra que vuelve atrás en la historia para mostrar más de cien dinosaurios animatrónicos a escala real que tienen como objetivo recrear el mundo de estos animales.
Lo hace estos días desde la sala de exposiciones del Lienzo Norte de la capital abulense donde desde el momento de su apertura fueron muchas las familias las que se animaron a entrar a esta exposición y conocer todo lo que allí se mostraba. Los más sorprendidos, o quizá los más expresivos, fueron los pequeños de la casa que miraban con los ojos bien abiertos las recreaciones de animales que para ellos son, en muchos casos, grandes desconocidos. Además, tenían la oportunidad de ser parte de la historia a través de algunas actividades como desenterrar algunos de los huesos de los dinosaurios, lo que, sin duda, se afanaron en hacer.
Lo cierto es que las sorpresas llegaron desde la entrada, donde muchos aprovechaban para hacerse fotos con unos huevos de dinosaurio por los que los pequeños podían asomar la cabeza. Después llegaba el momento de ver las réplicas y todos los carteles que ofrecían información sobre lo que se estaba viendo en cada momento. Y aquí se incluían algunas escenas de la historia donde el hombre también estaba presente. Esto se combinaba además con la aportación de un vídeo y la posibilidad de hacer ‘paseos en dinosaurio’ para niños entre 2 y 14 años.
Además de la parte lúdica, hay que recordar que esta exposición que ahora llega a Ávila ha sido preparada por un equipo de paleontólogos y expertos en estas especies prehistóricas, y que se encargaron de una muestra que quiere también promover el cuidado de la naturaleza y la concienciación de niños y adultos en el respecto al planeta.
De esta forma, el regreso por la historia a través de esta exposición se conforma con un proyecto cultural-interactivo sobre el mundo de los dinosaurios y otras especies, mostrando a su vez cómo vivían, sus costumbres, sus medidas e incluso por qué llegaron a desaparecer.
Para ello la exposición está dividida en varias partes para que los visitantes puedan tener una visión progresiva desde el inicio de la vida, al descubrimiento de los fósiles, el mundo de los dinosaurios y su fin. Para ello la muestra dispone de una superficie de unos 2.000 metros cuadraos que incluye piezas de gran tamaño, algunas llegando a los siete metros instaladas en el exterior del palacio de congresos, que acompañan, ya en el interior, a réplicas de mamuts o rinocerontes.