Casado exige que todos los centros de salud tengan PCR

SPC
-

La consejera ve esencial que los resultados se entregen en menos de 72 horas y muestra su decepción por la falta de estándares para iniciar la desescalada

Efectivos sanitarios con protocolo de la covid-19 recogen a una persona en su casa. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León elabora un informe que remitirá al Ministerio de Sanidad en el que se incluirán los indicadores que son necesarios para avanzar en las fases de la desescalada. Tal y como avanzó ayer la consejera Verónica Casado, ante la ausencia de umbrales marcados por el Gobierno central, desde Sacyl ven fundamental para el desconfinamiento que, además de hacerlo por zonas básicas con cero casos en 14 días, tenga protagonismo la Atención Primaria y se garantice que haya pruebas PCR en todos los centros de salud y que los resultados de los mismos se obtengan en menos de 72 horas.
Casado reveló que en el Consejo Interritorial celebrado este lunes el ministro Salvador Illa solicitó a las autonomías un informe para abordar las fases y señaló a las autonomías que fueran ellas las que incluyeran los indicadores y umbrales epidemióligocos a tener en cuenta en cada uno de sus territorios. Así, insistió en el papel fundamental de la Atención Primara ante este nuevo escenario y por ello, ante la solicitud del Gobierno, Castilla y León incluirá en su informe que se garantice la disponibilidad de mascarillas quirúrgicas y solución hidroalcohólica para las personas que acceden al centro de salud, así como para entregar a todos los casos de aislamiento.
Además, la Comunidad exigirá que haya pruebas de PCR y test en todos los centros de Atención Primaria, recursos intermedios de aislamiento para aquellos casos que lo precisen por dificultad en su domicilio, designación de profesionales de enlace para salud pública en cada centro de salud y el establecimiento de circuitos diferenciados para pacientes infectados.
El informe de la Junta incluirá que se pueda garantizar que el tiempo de espera sea de un día desde la solicitud de una cita en Atención Primaria de una persona con síntomas de sospecha hasta la consulta, que el tiempo desde la realización de la prueba PCR hasta el resultado inferior a 72 horas y la identificación de contactos en la consulta de Atención Primaria.
«Echamos de menos indicadores claros en Atención Primaria que pone en acento en la vigilancia, la detección precoz de casos y el aislamiento lo antes posible», defendió Casado, que mostró su decepción porque las autonomías carecen de «estándares claros y concretos» y cuantitativos, más allá de la necesidad de garantizar camas de UCI y de enfermos agudos.
Zonas básicas de Salud

«Esperamos que nuestras propuestas sean tenidas en cuenta», confío Casado, quien recordó que de ser así 26 zonas básicas de salud de la Comunidad podrían avanzar hacia la Fase 1, lo que afectaría a 53.509 habitantes. Casado detalló además que en las capitales de provincia se considerarán una única zona básica urbana, ya que, de no ser así, el control de la movilidad sería complicado.
En este sentido, confií en que desde el Ministerio sean «receptivos» ante la propuesta de la Junta, ya que, como defendió, si la desescalada se hiciera por provincias ninguna de Castilla y León podría pasar a fase 1 el 11 de mayo, informa Europa Press.
Ley de Salud Pública

Por último, Casado aseguró que la Comunidad tiene «herramientas» como la Ley de Salud Pública para impulsar medidas y avanzar en la lucha contra la covid-19 en el caso de que no se apruebe una nueva prórroga del Estado de Alarma. «Tenemos herramientas para seguir haciendo cosas», concluyó la titular sanitaria de la Comunidad.