Candeleda suma 500 'nuevos' vecinos y más empadronados

Mayte Rodríguez
-

Su alcalde, Carlos Montesino, ve «oportuno» que la desescalada sea por áreas de salud en vez de provincial

Candeleda suma 500 'nuevos' vecinos y más empadronados

En Candeleda esperan un verano de lo más animado si las fases de la desescalada van llegando al ritmo previsto.  «Unas quinientas personas vinieron a pasar el confinamiento en sus segundas residencias y casas de campo, la mayoría entre el viernes 13 y el sábado 14 de marzo, justo antes de decretarse el estado de alarma»,  procedentes sobre todo de la Comunidad de Madrid, nos cuenta su alcalde, Carlos Montesino. Incluso una decena de ellas se han empadronado en la localidad. En medio de una crisis sanitaria de envergadura, «perciben el pueblo como un entorno más seguro, más sano y en el que tienen más libertad», apunta el regidor candeledano. Posiblemente sea esa la razón por la que propietarios de casas rurales situadas allí reciben cada vez más llamadas de personas interesadas en alquilarlas «a partir de julio» y durante estancias más largas de lo habitual, indica Montesino.  También cree que «la mejora de la tecnología» en la localidad, «que ya dispone de fibra óptica», es lo que ha permitido a ese medio millar de personas  «teletrabajar» y, por tanto, asentarse en Candeleda durante la cuarentena.  
Él es de los que ven «positivo» que la desescalada esté siendo asimétrica y se esté desarrollando por áreas de salud en vez de toda la provincia a la vez. «Me parece oportuna la decisión de la Junta», afirma, mientras no oculta sus dudas sobre el impacto que pueda suponer el levantamiento de la prohibición de la movilidad entre provincias si ésta se produce sin las garantías necesarias o a base de incumplimientos ciudadanos, sobre todo pensando en la cercana Madrid. 
«La mayoría de los candeledanos han sido cumplidores» con las normas del estado de alarma, aunque admite que últimamente «la gente joven aprovecha los paseos para quedar y reunirse», así que ya se ha dado cuenta a la Policía Local y a la Guardia Civil. En este sentido, considera que pasar a la fase 1 sería positivo porque en Candeleda «todos tenemos nuestra finca, nuestra parcela en el campo y poder coger el coche para ir hasta allí ayudaría a que las familias estuvieran más entretenidas y, al mismo tiempo, aisladas entre sí».
 

LEA LA NOTICIA AMPLIADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE DIARIO DE ÁVILA