La nueva corporación tendrá que finalizar la RPT

L.C.S
-
La nueva corporación tendrá que finalizar la RPT - Foto: David Castro

Suspendido el Pleno que iba a tratar las alegaciones, por lo que el documento queda pendiente de cerrarse

La nueva corporación del Ayuntamiento de Ávila, que se constituirá de manera oficial el próximo sábado 15 de junio, será la que tenga que aprobar de manera definitiva la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Consistorio abulense, después de que acordara la suspensión del Pleno Extraordinario que estaba fijado para este viernes en el que se iban a tratar las alegaciones presentadas a este documento, que ahora queda pendiente de cerrarse por parte de los nuevos responsables municipales.
El hecho de que surgieran dudas sobre la legalidad de aprobar esta regulación para el personal municipal estando toda la corporación actual en funciones motivó que por acuerdo de todos los grupos políticos se optara por no celebrar la sesión plenaria y dejar que sean los nuevos dirigentes municipales los que analicen la situación final.
La RPT fue aprobada de manera inicial en el Pleno del mes de marzo con los votos a favor del Partido Popular e Izquierda Unida, la abstención del PSOEy el voto en contra de Ciudadanos, Trato Ciudadano y UPyD. Se abrió entonces un periodo de alegaciones que concluyó con la presentación de cerca de 150 reclamaciones, principalmente por particulares. Estas fueron analizadas en la última Comisión de Presidencia, celebrada esta semana, decidiendo la incorporación de alguna de ellas, pero quedando su aprobación final pendiente de un acuerdo del Pleno que se iba a celebrar ayer, pero que fue suspendido en la noche del jueves.
Cerca de las diez de la noche de ese día desde el Ayuntamiento se emitía una nota de prensa en la que se hacía constar que «por acuerdo de los grupos políticos municipales» quedaba sin efecto dicho Pleno, en el que «se iba a llevar a cabo la aprobación definitiva de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento».
El equipo de gobierno municipal matizaba en su escrito que «desde el pasado día 26 de mayo los concejales y el alcalde lo son en funciones» y «a pesar de los informes que acompañan al expediente, que consideran posible legalmente su aprobación definitiva en funciones, por considerarlo parte de un procedimiento ya iniciado y sustanciado casi en su integridad, han surgido dudas entre los grupos políticos, los funcionarios y sus representantes sindicales acerca de si es posible aprobar este instrumento en este momento».
Ante esas dudas, la nota explicaba que «se ha considerado que se deben contemplar las objeciones mencionadas, aconsejando el sentido común no condicionar al próximo gobierno municipal con la aprobación definitiva de la RPT», y aclarando que «la suspensión del Pleno no significa que el proceso abierto en este sentido se termine, sino que se ha buscado garantizar que llegue a buen puerto».
Ya cómo apunte, el equipo de gobierno «espera y desea que la nueva Corporación tenga en cuenta el ingente trabajo desarrollado hasta el día de hoy, y que, ante las inaplazables necesidades estructurales de personal a resolver, tras el oportuno periodo de reflexión y los ajustes que considere necesarios, impulse a la mayor brevedad posible la aprobación definitiva de este instrumento esencial para el Ayuntamiento y los ciudadanos de Ávila», ya que «se ha trabajado mucho por parte de mucha gente como para que exista el más mínimo resquicio de duda que impida que la propuesta pueda llegar a buen término».
Por último, el equipo de gobierno pide «comprensión a los trabajadores del Ayuntamiento, agradeciendo de nuevo su profesionalidad y entrega a favor de los intereses generales y los derechos de los ciudadanos de Ávila, en la confianza de que, en poco tiempo, y de la mano de la siguiente Corporación, con el indispensable trabajo previo realizado hasta aquí por parte de todos, la aprobación definitiva de la RPT sea una realidad».