José Manuel Jimeno vuelve al Real Ávila

A.S.G.
-

El técnico madrileño regresará al Adolfo Suárez tras su paso por el equipo en la 2016-17. El club buscaba un técnico con carácter. Gustaban también De los Mozos y Pablo Cortés

José Manuel Jimeno vuelve al Real Ávila - Foto: Diario de Ávila

Vuelve José Manuel Jimeno al banquillo del Adolfo Suárez. El técnico madrileño es el elegido para construir el nuevo proyecto del Real Ávila tras la marcha de Jonathan Prado. Dos técnicos y dos métodos antagónicos para un club en el que tenían claro, desde hace tiempo, la necesidad de dar un giro radical al banquillo, apostando por un perfil de entrenador de mayor carácter y personalidad. Una búsqueda en la que pesaron la premura con la que el equipo se quedó, por segundo año consecutivo, sin objetivos y la falta de personalidad que los encarnados mostraron en momentos clave de la temporada, especialmente cuando el rival no motivaba. Y en la agenda para suplir al palentino se coló un entrenador de sobra conocido por todos, un año (2016-17) de no poca polémica y crispación que obligará a club y técnico a ganarse el apoyo y el cariño de una afición y grada con la que no dudó en ‘enfrentarse’ en los momentos más tensos del año. Si todos quieren el playoff, tocará volver a entenderse y remar al mismo tiempo.
Tras la salida oficial de Jonathan Prado las quinielas se llenaron de nombres. Desde el habitual Pepe García, que estos días celebra el ascenso con la Cebrereña, al de José ‘Chino’ Zapatera, exentrenador de los encarnados durante tres temporadas (de la 2006-07 a la 2008-09) en las que siempre fue capaz de meter al equipo en playoffs. Se habló Luis Ayllón, entrenador del Navalcarnero, y otros muchos, como el exjugador encarnado Iván Cabezudo, actual entrenador en el Real Valladolid. Lo habitual. Sin embargo las quinielas eran inútiles. La decisión estaba encauzada desde hacía tiempo, aunque desde el club se quería mantener una discreción y unos tiempos compatibles con los medios pero no con las redes sociales.  
La elección estuvo entre tres nombres. Porque junto al de José Manuel Jimeno estuvieron el que PabloCortés, que hace apenas unos días dejaba el filial del Salamanca buscando «nuevos retos» tras lograr con el primer equipo el ascenso a la Segunda B y con el filial el ascenso a Tercera, o el de Javier Álvarez de los Mozos. Y el burgalés, actual entrenador del Villanovense, estuvo realmente cerca. Si del salmantino gusta su modelo de trabajo, similar al de Prado, del burgalés gusta el carácter. Yambas cosas que gustaban hicieron decaer las opciones. El primero, demasiado parecido a Jonathan, el segundo demasiado explosivo en ocasiones. La opción de Jimeno tomó fuerza. Tras los dos años de Jonathan Prado entienden en el club que ha faltado carácter, gen competitivo sobre el campo, garra... Condiciones que consideran pueden  conseguir de la mano del técnico madrileño.
Saben en el club de lo complicado de la elección. Porque la primera etapa de José Manuel Jimeno al frente del Real Ávila, la primera de los actuales dueños del equipo, no fue una buena experiencia. Primero por los resultados, que llevaron al equipo a cerrar la primera vuelta en puestos de descenso en un año que cerrarían en séptima posición y con Vila como uno de los mejores goleadores del Grupo VIII. Después por su relación con la grada, que le sentenció. La relación quedó tocada desde que un mes de octubre, tras la derrota ante la Segoviana, Jimeno errara sus palabras. «Si vienen a silbar, mejor que no venga». A partir de ahí todo fue a peor.  
De todo ello son conscientes que deberán trabajar en el club, que ya habrían trasladado a los jugadores el nombre del nuevo entrenador. Habrían dado su OK. En los pasillos tienen claro que este año toca ‘látigo’. La experiencia de Jonathan Prado o del propio César Jiménez, técnicos de perfil más afable y tranquilo, no ha funcionado. Revolucionar el vestuario no es posible. Toca intentarlo por la tecla del entrenador.
La elección está tomada, queda hacerla oficial. Hasta entonces todo pueden ser sorpresas en esto del fútbol, aunque no parece que las pueda haber en la vuelta de Jimeno,  tres temporadas después, al Adolfo Suárez, al que vuelve tras pasar por el Ciempozuelos o el ADParla.