Sanidad autoriza que otras 42 zonas de salud pasen a fase 1

SPC
-

El Ministerio de Sanidad pone de relieve la "prudencia" de la Comunidad como la "dureza" de la incidencia en el territorio autonómico

Sanidad autoriza que otras 42 zonas de salud pasen a fase 1

El Ministerio de Sanidad autorizó hoy que las 42 zonas básicas de salud de Castilla y León solicitadas esta semana por la Junta pasen a partir del próximo lunes a la fase 1 del plan de ‘desescalada’ o transición a la normalidad, tras el impacto de la crisis sanitaria del coronavirus, según informó el Ministerio de Sanidad. Además, el Ministerio de Sanidad contempla “ciertas medidas de alivio” del confinamiento en aquellos territorios que se mantendrán en fase cero, que fundamentalmente con Madrid, Barcelona y “buena parte” de Castilla y León.

Así lo anunciaron en una comparecencia el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, tras la reunión de este viernes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, como recoge Ical. Desde el Ministerio se puso de relieve la “prudencia” con la que se está actuando en Castilla y León como consecuencia de la “dureza” con la que la pandemia ha afectado a la Comunidad. 

Estas zonas propuestas esta semana por la Junta de Castilla y León se sumarán a partir del próximo lunes a las 26 que ya dieron el salto la semana pasada, con lo que serán cerca de 280.000 los ciudadanos de la Comunidad que podrán disponer de un menor número de restricciones en la nueva fase. Simón insistió en que los nuevos casos registrados en los últimos días se centralizan fundamentalmente en Madrid, Barcelona y “buena parte” de Castilla y León, que son las zonas que permanecerán en fase cero.

Con esta aprobación por parte del Ministerio de Sanidad, estas 42 nuevas zonas en fase uno se localizan en las provincias de Ávila, con tres zonas, igual que en Valladolid y Zamora; cinco zonas en Burgos; 14 en la provincia de León, cuatro en Palencia; seis en Salamanca; y dos en Segovia y Soria. 

En concreto se trata de las zonas básicas de salud de Mombeltrán, San Pedro Arroyo y Madrigal de las Altas Torres, en la provincia de Ávila; Roa de Duero, Huerta de Rey, Melgar Fernamental, Valle Tobalina, Valle Valdebezana, en Burgos; Mansilla Mulas, Sahagún Campos, Valderas, Bembibre, Cacabelos, Fabero, Puente Domingo Flórez, Ponferrada I, Ponferrada II, Ponferrada III, Ponferrada IV, Toreno, Villablino, Villafranca Bierzo en la provincia de León; Cervera Pisuerga, Guardo, Paredes de Nava, Villamuriel de Cerrato, en Palencia; Fuenteguinaldo, Peñaranda, Calzada Valdunciel, Cantalapiedra, Fuentes de Oñoro, Matilla Caños, en Salamanca; Navafría y Sepúlveda, en Segovia; Berlanga de Duero y Olvega, en Soria: Mota del Marqués, Villafrechós y Villalón de Campos (Valladolid); Camarzana de Tera, Villarrín y Mombuey (Zamora). 

Medidas de flexibilización

La orden ministerial que se publicará mañana y que entrará en vigor el próximo lunes cuenta como novedad con la flexibilización de la fase cero en diversos ámbitos. Así, en las zonas que se mantienen en esta fase, los locales y establecimientos comerciales con menos de 400 metros cuadrados podrán abrir sin cita previa para la atención individual de clientes. Los lugares de culto religioso tendrán una limitación de un tercio del aforo, mientras que en los velatorios la limitación será de diez personas. 

En el ámbito del deporte profesional y federado se podrán realizar entrenamientos individuales, básicos y medios, junto con la apertura de centros de alto rendimiento que deberán aplicar medidas de protección e higiene reforzadas. A estas medidas se suman otras vinculadas a la educación y universidades, ciencia en innovación y actividades culturales, desarrolladas en la orden que se publicará mañana.

Desde el Ministerio de Sanidad se aludió a la buena evolución que está teniendo la enfermedad y se explicó que aunque no se cumplan con las condiciones para superar de una fase a otra, eso no significa que no puedan adoptarse medidas de flexibilidad “avaladas desde un punto de vista técnico”. Igualmente, el ministro no descartó que una semana más tarde toda España pueda encontrarse al menso en fase uno e incluso algunas ya en fase dos. 

Evolución rápida

Sin embargo, en relación a los plazos previstos por el Ejecutivo, según los cuales el 22 de junio podría alcanzarse lo que denominaron ‘nueva normalidad’, reconocieron que estos podrían cambiar en algunas zonas porque la propuesta es que cada una de las fases se prolongue durante un periodo de 15 días, si bien “la evolución va muy rápida”, declaró Simón. “Los calendario son orientativos y es difícil aventar nada” en relación a esta materia porque “el ritmo lo marca la epidemia”. 

Durante la comparecencia, Fernando Simón recordó que se ha intentado seguir las propuestas de las diferentes comunidades tras la colaboración establecida y una vez garantizado que se cumplían las condiciones de seguridad requeridas. Para ello, se atendió a los criterios establecidos a lo que hay que sumar los resultados del estudio de seroprevalencia conocido esta semana y que ha permitido incorporar “otros indicadores” para “una mejor evaluación”. 

A juicio de Simón, el resultado obtenido ha sido “muy bueno” y se ha alcanzado “un entente muy adecuado”, aunque puntualizó que se trata de un proceso “complicado y duro” que ha requerido de “muchas horas de trabajo” y que finalizó “hace bien poquito”, justo antes del inicio del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. 

Prudencia, cautela y seguridad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, recordó que los criterios de “prudencia, cautela y seguridad” son los que determinan las decisiones que adota el Gobierno a la hora de decidir sobre un cambio de fase de cualquier territorio, porque explicó que las propuestas remitidas por cada Comunidad se analizan “desde un punto de vista técnico” en aquellos casos en los que se solicita un cambio de fase a los que se suman reuniones bilaterales con los territorios autonómicos que así lo solicitan. 

En este sentido, y en especial ante las críticas dirigidas desde la Comunidad de Madrid, el ministro de Sanidad insistió en que la relación existente con todas las comunidades es “muy cordial y fluida”, aclaró. 



Las más vistas