Paella festiva a cobijo

E.Carretero
-
Paella festiva a cobijo

La lluvia no frenó las ganas de pasárselo bien de los vecinos de San Antonio que este sábado celebraron la tradicional comida de fiestas si bien la misma se desarrolló en los salones parroquiales y no en el parque como es habitual

Cuando hay buen ambiente, compañerismo y ganas de pasárselo bien el tiempo (y este caso la lluvia y unas temperaturas atípicas para el mes de junio) no importa. Si no que se lo digan a los vecinos del barrio de San Antonio a los que este sábado no frenaron las adversas condiciones meteorológicas a la hora de proseguir con las fiestas en honor al santo de esta barriada de la zona norte. Así, arrancó la segunda jornada de estas fiestas, la de este sábado, con un pasacalles por la barriada que a consecuencia de la lluvia tuvo que buscar refugio en varias ocasiones en bares de la zona. Al mismo siguió una comida de hermandad que este año no pudo celebrarse en el parque como es habitual cuando el tiempo acompaña y que se trasladó al salón de la iglesia. Una comida a base de paella de la que disfrutaron unas 140 personas, entre ellas los frailes franciscanos del convento de San Antonio a los que siempre se invita a esta comida.