Las fiestas de San Antonio abren el pórtico del verano

E.C.B
-

El presidente provincial del PP, Carlos García, anima con su pregón a los abulenses a disfrutar de las celebraciones de este barrio de la zona norte de la ciudad de Ávila

Novena en honor a San Antonio de Padua.

El barrio de San Antonio está de fiesta y con él toda Ávila. No en vano esta barriada de la zona norte es una de las más populares de la ciudad y sus fiestas son momento de convivencia entre gentes de todos los rincones de la capital.
La tarde de este viernes fue la elegida para el inicio oficial de unos días de celebración que se prolongarán hasta el próximo 16 de junio, pero que vivirán su jornada principal el jueves 13, día dedicado a su patrón, San Antonio de Padua. Y como es habitual, los actos dieron comienzo con una novena al santo y la bendición e imposición de medallas a los nuevos cofrades, a las que siguió la lectura del pregón, que este año corrió a cargo del presidente provincial del PP y presidente en funciones de la Diputación, Carlos García, que comenzó sus palabras subrayando la devoción que Ávila siente hacia San Antonio de Padua «desde hace casi 500 años, cuando don Rodrigo del Águila patrocinó la construcción del convento en esta antigua zona de huertas de la ciudad», y el ejemplo de vida que transmite y «tras el santo, los padres franciscanos», que «han mantenido sus puertas abiertas al barrio y a toda la ciudad».  
García señaló que se abren «días para reflexionar sobre lo que hemos sido, somos y seremos, pero también son días para la fiesta» y en ese sentido invitó a todos los presentes a «aparcar las circunstancias personales de cada uno por unos días y volcarse en la celebración colectiva», pues «es tiempo de reencuentro entre vecinos, entre antiguos amigos de colegio, entre generaciones».
Estas fiestas de San Antonio, con las que «se abre el pórtico del verano», como recordó Carlos García, son momentos para disfrutar «con las gente de este barrio, un barrio unido, dinámico, activo y diverso que lleva muchas décadas siendo una referencia en Ávila», porque como añadió, «es pasado, presente y futuro de Ávila». Yfinalizó el pregonero animando a vivir «con respeto y con la diversión más sana» estos días y dando las gracias por haberle concedido tal honor.
Tras el pregón llegó el momento del anunciado hermanamiento con la Cofradía del Resucitado y Nuestra Señora del Buen Suceso, para después, en la plaza de San Antonio, disfrutar de la buena música en la clásica verbena popular con la orquesta ‘One cover band’, que se prolongó hasta bien entrada la noche.