El ascenso ya es suyo

A.S.G.
-

Tras proclamarse campeonas de la Regional Femenina de Fútbol Sala, la Federación de Castilla y León de Fútbol confirma al Ávilasala su ascenso a la Segunda División del Fútbol Sala Femenino

El ascenso ya es suyo

Se había convertido en campeón sin premio. El título ya era mucho, nunca antes el Ávilasala se había proclamado campeón de la Regional Femenina de Fútbol Sala, pero quedaba un paso más. Y se daba este miércoles cuando la Federación de Castilla y León de Fútbol confirmaba lo que todos esperaban, que con el campeonato llegaba el ascenso directo del equipo abulense a la Segunda DivisiónNacional de Fútbol Sala Femenino. Ahora queda por ver el grupo –Andalucía, Cataluña, Madrid o Galicia– en el que las abulenses quedan enclavadas, cuestión que deberá determinar la RFEF. Y aunque todo hace indicar que debería ser en el Grupo IV (Madrid) donde juegan las segovianas del Unami y las salmantina del Universidad de Salamanca, también podría ser al Grupo I(Galicia) donde se encuentra enclavado el vallisoletano Universidad de Valladolid. Eso lo conocerán en los próximos días. Lo que ya conocen es que son campeonas con el premio del ascenso. Un premio histórico, aunque se haya confirmado en los despachos.
Que las abulenses serían las campeonas de la Regional Femenina de Fútbol Sala se sabía hace tiempo. Líderes antes del parón, la Comisión Delegada de la FCYLF confirmaba la pasada semana, como en otras categorías, su título, pero su ascenso no quedó claro. La circular de la Real Federación Española de Fútbol, donde detallaba los ascensos a la Segunda División, lo dejaba demasiado en el aire.  «Se dará la opción a la Federación de ámbito territorial para que proponga un ascenso a Segunda División». Desde la FCYLFnadie se lo había confirmado hasta este miércoles. «Nos ha sido confirmado hoy» comunicaba el club apenas momentos después de recibir el email que ponía el ascenso en sus manos.
Un ascenso que tienen claro que van a ejecutar. «Habrá que tocar muchas puertas» reconocía María de las Mercedes Gómez ‘Peke’, entrenadora del equipo, apenas conocida la noticia. «Pelearemos con lo que haga falta pero allá que iremos». El ascenso es una oportunidad de oro por la que han peleado duramente los últimos años –han sido subcampeonas de manera consecutiva durante las dos últimas temporadas– y que estaba marcado como el reto a conseguir este año. De no haber llegado la pandemia lo habrían tenido que pelear en un playoff contra el campeón de la Regional Femenina FS de Asturias, que ascenderá igualmente de manera directa.
«La trayectoria del equipo en los últimos años ha sido la esperada para que este momento llegara y permitiera al deporte abulense colocarse en el lugar deportivo que se merece, esta vez de nuevo de manos de deportistas femeninas». Y es que el Ávilasala se está convirtiendo en el referente del deporte colectivo femenino en la ciudad y el salto a la Segunda División Nacional puede ser el empujón definitivo.
Un salto de gigante para un club que debutó en la Regional Femenina en la 2013-2014 bajo el nombre de Eclipse Ávila. Cambiaría su denominación –Avilasala– pero no su crecimiento. En la 2020-21 jugará en la Segunda División.