'La herida de Odiseo', un regalo de dos amigos

E.C.B
-

El poemario con el que Jacinto Herrero ganó el Premio Fray Luis de León, reeditado con dos nuevos poemas e ilustraciones de Emilio Rodríguez Almeida, fue presentado en sociedad este martes en el Colegio de Arquitectos de Ávila

‘La herida de Odiseo’, un regalo de dos amigos

Un regalo de Jacinto Herrero y Emilio Rodríguez Almeida. Así definió Juliana Wilhelmsen, viuda del profesor, la reedición del poemario La herida de Odiseo, con el que el escritor ganó el Premio Fray Luis de León en 2004, que tras años de espera ve la luz enriquecido con dos poemas más del poeta morañego y con ilustraciones de su amigo y compañero Rodríguez Almeida.
El jardín del Colegio Oficial de Arquitectos de Ávila acogió este martes su presentación en sociedad, en un acto con el que los amigos y familiares de Jacinto y Emilio quisieron rendirles un merecido homenaje. Abrió el mismo el presidente del Colegio de Arquitectos, Ángel Hernández, que fue el encargado de presentar a los intervinientes en el mismo, Juliana Wilhelmsen, el pintor Miguel Ángel Espí y el también poeta Carlos Aganzo, que además forma parte de la historia de este libro con su prólogo El clasicismo y la ‘finezza’.
La mujer de Rodríguez Almeida recordó cómo a partir de la publicación en 2005 de la primera edición de La herida de Odiseo, que contaba con una ilustración del profesor e insigne arqueólogo y que «se agotó», Jacinto y Emilio se veían a menudo en el Diario de Ávila y en las cafeterías de los soportales del Mercado Grande y allí surgió la idea de reeditar ese libro, con los mismos poemas, en total una veintena, pero con ilustraciones de Rodríguez Almeida de cada uno.
Así, «Emilio cogió el libro que tenía y sobre el mismo hizo sus ilustraciones, y luego Jacinto añadió otros dos poemas, Los Lestrigones y El agua derramada, que también fueron ilustrados por Emilio», explicó Juliana Wilhelmsen, que apuntó que a Jacinto Herrero le gustaba tanto una de ellas que decidieron ponerla en la portada del poemario.
En 2007 el ‘nuevo’ libro se terminó, maquetado con las Hermanas Miján, pero por diversas razones cayó en el olvido y finalmente no fue publicado. Así pasaron los años hasta que Juliana decidió que no podía pasar un año más sin que el poemario viera la luz y trabajó, con la autorización de los herederos de Jacinto Herrero, para que así fuera. Y el resultado es este libro, diseñado por Esther Martín y maquetado por Miján, presentado este martes a toda la sociedad de Ávila como homenaje a dos grandes amigos que se conocieron en su época de estudiantes en el Seminario y que decidieron dejar este nuevo legado a su tierra.
Paralelamente al acto de presentación, en una de las salas del Colegio de Arquitectos podía visitarse una valiosísima exposición que recoge desde un ejemplar de la primera edición de La herida de Odiseo y otro con dibujos originales de Rodríguez Almeida hasta una prueba de imprenta del mismo, manuscritos también originales del poeta e ilustraciones del profesor.