Más movilizaciones para recuperar las 35 horas

E.Carretero
-

UGT y CCOO recuerdan que la Junta de Castilla y León se comprometió en mayo a la vuelta a la jornada existente antes de la Ley de Recortes de 2012 y por ese motivo convocarán concentraciones todos los miércoles

Los sindicatos CCOO y UGT protagonizaron este miércoles una concentración a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila para reclamar a la Administración regional la vuelta a la jornada semanal de 35 horas. Una concentración que se mantendrá cada miércoles, si bien la siguiente tendrá lugar tras las fiestas navideñas, y en este caso el 8 de enero, para recordar a la Junta de Castilla y León el incumplimiento del acuerdo firmado en mayo de este año y en el que se comprometió a recuperar la jornada laboral de 35 horas que se amplió en 2020 y por la Ley de Recortes a 37,5 horas. «Más de medio año después no se ha cumplido y no hay ninguna voluntad por parte de la Administración regional de cumplirlo», aseguró Juan Carlos Hernández, representante sindical de CCOO, a las puertas de la delegación territorial, para afirmar que «si no cumplen lo que han firmado estaremos, como es obvio, ante un gobierno del que no se puede uno fiar».   
Es más, apunto Hernández que esto es una muestra más de la situación de «desbarajuste» que existe en la Administración regional en lo que se refiere a política de personal, para referirse también  a la reciente sentencia que anula el catálogo de puestos tipo y que deja «en el aire las relaciones de puestos de trabajo y el concurso».
«Vamos a seguir con concentraciones, movilizaciones y con todo lo que podamos desplegar en contra de este gobierno de la Junta de Castilla y León que, por otro lado, está demostrando que es una casa de locos, en la que nada funciona y todo se está viniendo abajo», apuntó por su parte José Carlos Pajares, de UGT, que advirtió de que «este tipo de movilizaciones pueden ir a más». «Si la Junta de Castilla y León espera que vayamos a dejarlo o que se nos va a olvidar, no va a ser así», aseguró el representante sindical.
«Van a tenernos en la calle todo el tiempo que sea necesario hasta que finalmente nos den lo que consideramos que es nuestro, que son las 35 horas, que estaban ya negociadas y que va a beneficiar no solo a los trabajadores sino a todos los ciudadanos de Castilla y León», insistió el representante de UGT que cifró en unos 8.000 los empleados de la Administración regional en esta provincia.