114 especies en las jornadas micológicas en El Barraco

B.M
-

En la cita del Museo de la Naturaleza Valle del Alberche participaron 125 personas que pudieron acudir a la salida de campo y ayudar a la confección de la exposición y clasificación de los hongos recogidos

114 especies en las jornadas micológicas en El Barraco

El Museo de la Naturaleza Valle del Alberche situado en la localidad de El Barraco celebró el pasado fin de semana sus X Jornadas Micológicas, que además coinciden con los diez años de vida del propio museo. En ellas se contó con la colaboración de Alfredo Salcedo, micólogo experto de la Asociación Micológica ‘Amikos de Gredos’, que ayudó a los participantes en la salida de campo del sábado para que se pudieran identificar y clasificar, ya por la tarde, 114 especies diferentes de hongos para formar la correspondiente exposición.
La salida de campo fue una de las actividades incluidas en la jornada, donde también tuvo lugar una charla divulgativa impartida en el Salón de Actos Municipal, clausurándose las jornadas el domingo con la propia exposición de setas identificadas por especies y clasificadas por su comestibilidad y toxicidad.  De forma global fueron 125 personas las que participaron en esta cita.
Según explican desde el propio museo, al hacer una comparativa con las especies recogidas otros años, se puede ver  cómo la sequía afecta a la diversidad sondeada estos últimos años.
Como ejemplo se ve que en 2014, como un año especialmente húmedo, se llegaron a recoger 187 especies. Los dos años siguientes, se llegó a superar las 150. Sin embargo, explican que en los tres últimos años se va encadenando sequía, lo que también se nota en la recolección de setas. De esta forma en 2017 se recogieron 101 especies y en 2018 18 especies en el Valle de Iruelas y 120 en el del Alberche  ya que se extendió el muestreo.
En todo caso, el hecho de haber identificado más de un centenar de especies de hongos durante las actividades de muestreo de las jornadas el Museo de la Naturaleza Valle del Alberche hacen que desde la organización se «valore cualitativamente como positiva la biodiversidad presente en los ecosistemas sondeados, sobre todo en el Valle de Iruelas, espacio protegido privilegiado, cuyas masas forestales muy maduras, a pesar de producirse menos setas, conservan un buen equilibrio micológico».