Álvaro Garrido, campeón en el Europeo de Maratón de Piragüismo, homenajeado en Candeleda

Jesús Jiménez
-

Álvaro Garrido recibiendo el premio de manos del alcalde Miguel Hernández.

A sus 18 años de edad el palmarés del candeledano Álvaro Garrido no tiene nada que envidiar. Medalla de Oro en el Campeonato de España de Maratón, medalla de Oro en el Europeo de Maratón, medalla de oro en C4 (500 y 200 metros), medalla de plata en C2 (1000 metros), medalla de Bronce en el Campeonato de España de invierno celebrado en la Cartuja de Sevilla, medalla de Bronce C2 (500 metros) y un cuarto puesto en C1 (1000 metros) son los logros más importantes conseguidos por Garrido, que lleva el nombre de Candeleda por todas las competiciones internacionales en las que compite. Por ello, la localidad abulense le ha rendido un merecido homenaje en su tierra natal, y en la que ha recibido de manos del alcalde de la localidad, Miguel Hernández, una bandera del municipio y un apoyo económico de 600 euros, ya que el costeo de sus campeonatos no es tarea fácil.

El próximo 13 de septiembre Garrido tiene una cita en el Campeonato del Mundo de Maratón en Hungría, donde intentará superar la medalla de Bronce del año anterior, en el recorrido de 19 kilómetros que se disputa por parejas.

La afición al piragüismo al abulense le viene desde bien pequeño. «Cuando tenía 11 años me apunté en Aranjuez a hacer un cursillo y me enganchó bastante. Después me apunté al Club Escuela de Piragüismo de Aranjuez y es ahí donde empecé a entrenar en serio y a competir», señala Garrido, que a su vez explica que es un deporte muy sacrificado que exige un entrenamiento diario.

«Una de las ventajas de este deporte es el poder entrenar un día cualquiera rodeado de naturaleza y de un buen río», declara Álvaro Garrido.

Este piragüista compite a nivel internacional con un compañero, que al igual que él, comenzó desde muy joven y con el que asegura «nos compenetramos muy bien. Es importante conocer al otro, siempre ayuda mucho».

La ayuda económica recibida por parte del Ayuntamiento de Candeleda es uno de los pocos ingresos con los que Garrido puede competir en pruebas internacionales. «Hace dos años conseguí una ayuda económica para ingresar en el centro de alto rendimiento deportivo que me ayudó mucho. Álvaro Garrido confiesa que «es muy difícil vivir de esto. Los viajes internacionales noslos costeamos nosotros y es necesario tener alguna profesión».