La familia de Mónica ve «ridícula» la orden de alejamiento

E.Carretero
-

Los familiares de la joven asesinada en Arévalo en 2016 por su ex pareja están «indignados» al reducir la sentencia del TSJ de Castilla y León a 500 metros la prohibición de acercamiento del asesino y también por no condenarle por lesiones psíquicas

La familia de Mónica ve «ridícula» la orden de alejamiento - Foto: Belén González

La familia de Mónica Berlanas, la joven madre de 32 años asesinada por su ex marido en octubre de 2016 manifiesta su disconformidad con que la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que condena a Jonathan de la Fuente a 25 años de prisión por el delito de asesinato con los agravantes de parentesco y género no incluya también un año más de cárcel por lesiones psíquicas en el ámbito familiar, puesto que el asesino cometió el crimen delante de su hija mayor, que por aquel entonces solo tenía tres años, y que desde entonces lleva en tratamiento psicológico. «Nuestra familia no entiende por qué por los daños psicológicos causados en su propia hija no va a ser condenados», apuntan para recordar que la Audiencia Provincial de Ávila en primera instancia dictaminó en mayo de este año que además de los 25 años por asesinato le correspondía un año más de cárcel por las lesiones psíquicas de la pequeña.
Otro hecho que ha producido «tremenda indignación» entre los familiares de Mónica es que la sentencia del TSJ de Castilla y León reduce la distancia de la orden de alejamiento del asesino a sus dos hijas de 10 kilómetros a 500 metros, a su entender «ridícula», más si se tiene en cuenta que el asesino tiene abierto «otro proceso por presuntamente planificar el asesinato del padre de Mónica desde la cárcel».