El PP no cierra puertas en los pactos y valorará caso a caso

J.M.M.
-
El PP no cierra puertas en los pactos y valorará caso a caso - Foto: David Castro

El presidente de los populares de Ávila, Carlos García, reconoce que deben hacer «autocrítica» en la capital y asegura que «los abulenses no deben tener ninguna duda de que hemos entendido el mensaje que nos han enviado»

El presidente del Partido Popular de Ávila, Carlos García, aseguró este martes, en declaraciones a Diario de Ávila, que hablarán «con todas las fuerzas políticas», y que en aquellos lugares donde deban pactar, la «estrategia será diferente dependiendo de lo que se esté negociando».
Dos días después de celebrarse las elecciones municipales y autonómicas, Carlos García hace una «valoración positiva» de los resultados alcanzados por el PP de Ávila, si bien hace un análisis diferente de lo ocurrido en la provincia y en la capital. En este último caso, asegura que «estamos analizando y estudiando qué puede haber ocurrido para sacar esos resultados». Yreconoce que hay que «hacer autocrítica y ver en qué hemos podido fallar». 
El presidente del PP de Ávila recalca que «son unos resultados que nadie se los esperaba, ningún partido político. Ni los que han bajado ni los que han subido pueden hacer un análisis de que este resultado estuviese en sus previsiones». Yañade que los abulenses «nos han enviado un mensaje claro, de pactos, de acuerdos, que no hay mayorías absolutas, y en esta tesitura vamos a ir trabajando». Ytiene claro que «estos resultados nos tienen que animar, y cuando vienen las dificultades lo tenemos que aprovechar como si fueran oportunidades».
Carlos García recalca que «vamos a hablar con todas las fuerzas políticas», con un panorama político que pasa de seis a cuatro formaciones, que coincidirán con las que estarán presentes en la Diputación, «y una vez que nos sentemos con todas, y ver qué paso van a tomar, entonces analizaremos y decidiremos». Yañade que «ahora mismo, en la responsabilidad que nos toca como la segunda fuerza más votada, lo que debemos hacer es trabajar supeditado a las posibles negociaciones que vayamos a hacer con los otros grupos».
No obstante apunta que «el panorama que existirá en la Diputación no tiene por qué influir en la decisión que se tome en el Ayuntamiento de Ávila. Nosotros, a la hora de negociar, vamos a ir negociando el Ayuntamiento de Ávila, la Diputación, así como varios ayuntamientos importantes para el PP, pero luego cada estrategia será diferente dependiendo del municipio o lo que se esté negociando». Yprecisa que «estamos en horas decisivas para saber la postura que puede adoptar el PP».
Profundizando en los resultados en la capital, y sobre el triunfo de Por Ávila, Carlos García lo califica de «sorprendente», y precisa que «los abulenses han confiado en un partido en el que no hay una idelogía clara, es una marca blanca, y nosotros respetamos la voluntad que ha tenido la ciudadanía de Ávila capital». Sobre la posible fuga de votos del PP a esta nueva formación, insiste en que «no sé si muchos votantes del PP se han ido o no. Nosotros tenemos una diferencia de unos 2.000 votos menos respecto a las anteriores elecciones. Lo que sí veo es que toda esa fragmentación que ha habido, esos restos de la izquierda, se lo ha llevado Por Ávila», y estima que «no necesariamente Por Ávila se ha nutrido de votantes del PP». A su vez, incide en que «los abulenses han entendido, tanto de la derecha como del centro como de la izquierda, que era la opción a la cual debían votar, y le han dado la confianza».
Cuestinado sobre si fue un error para el PP no apostar por Sánchez Cabrera como candidato a la Alcaldía, García afirma que «aquí no se acierta o se falla diciendo quién puede ser el candidato o no. Cuando tomamos una decisión la pensamos, la meditamos, se analizan pros y contras, y quien tuvo que tomar la decisión pensó que la mejor era Sonsoles Sánchez-Reyes, y nosotros la hemos apoyado, y al final los resultados no nos han acompañado». Yasegura que «lo que sí vamos a hacer, Sonsoles la primera, es trabajar para recuperar la confianza de los abulenses lo antes posible».
De igual modo, reconoce que no se plantean dimisiones ni cambios en el organigrama tras estos resultados.

Además, el presidente del PP de Ávila considera que en «la provincia ha respondido bastante bien» y como muestra destaca que sus candidaturas han recibido el apoyo del 40 por ciento de los votantes, «ganando 185 alcaldías por mayorías, con lo que significa que tres de cada cuatro municipos han elegido al PP». A su vez, resalta que mantienen cerca de 800 concejales, lo que, a su juicio, muestra «la fortaleza que tenemos en la provincia, sobre todo en el medio rural».

En cuanto a la Diputación Provincial, donde el PP se quedaría a un escaño de la mayoría absoluta, Carlos García insiste en que «vamos a hablar con todas las formaciones políticas», y defiende que «las instituciones, y más la Diputación Provincial, que representa a más de 100.000 abulenses en el medio rural, está para llegar a acuerdos, para evitar confrontación, pra evitar unas negociaciones estériles». Por eso asegura que «tenemos que ser capaces no solamente de intentar buscar un acuerdo de investidura, sino también un acuerdo de legislatura y de gobernabilidad».

De igual modo, y sobre la repercusión que pueden tener los pactos nacionales y autonómicos a nivel provincial, Carlos García insiste en que «es algo que no depende de mí», y reitera sus disposición a hablar y negociar con todas las formaciones.