La Guardia Civil ha actuado en tres rescates de montaña

Redacción
-

El balance navideño hasta el momento incluye la intervención en un desbordamiento. Especialistas en Montaña, Medio Acuático y Seprona participaron en estas emergencias

La Guardia Civil ha actuado en tres rescates de montaña

La Guardia Civil realizó un rescate por desbordamiento del río Tormes y otras tres intervenciones en diferentes puntos de la montaña en la provincia de Ávila durante las Navidades, con la participación de especialistas en Montaña, Medio Acuático y Seprona. En unas de las actuaciones, el personal de la Benemérita evacuó una persona por fallecimiento tras sufrir un desvanecimiento mientras se encontraba de cacería en el término municipal de Junciana.

El primer rescate tuvo lugar a las 01:15 horas del 20 diciembre cuando la Guardia Civil de Ávila activó al Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Barco de Ávila con el fin de acceder a una casa aislada afectada por el desbordamiento del río Tormes a su paso por la localidad, donde se encontraba una familia con dos menores de edad. Los servicios municipales habían informado de la imposibilidad  de acceder al lugar por la fuerte corriente.

Los especialistas equipados con trajes de neopreno y material de rescate en medio acuático iniciaron el descenso del río a unos 400 metros de la vivienda, utilizando técnicas de barranquismo. Cuando llegaron a la vivienda, de manera dificultosa como consecuencia de la fuerte corriente, comprobaron que se componía de dos plantas, estando la primera de ellas completamente inundada.

La familia se encontraba a salvo en la planta superior, por lo que los componentes del GREIM decidieron que permanecieran en la vivienda dado que los niños eran de muy corta edad y las condiciones para evacuarlos en esos momentos no eran favorables. De modo que se procedió, por parte de la patrulla del GREIM junto a dos componentes del Puesto de Barco de Ávila, a su evacuación a la mañana siguiente reduciendo los riesgos al mínimo.

El segundo rescate fue a las las 15.40 horas del 29 de diciembre después de que se comunicara a la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila el desvanecimiento de un hombre en las inmediaciones de una cantera del término municipal de Junciana (Ávila), mientras se encontraba de cacería.

Se activó al GREIM de Barco de Ávila, que al llegar al lugar se encontró con un varón de 45 años con vida pero con pulso débil, tendido en el suelo, acompañado por su hijo y otros dos cazadores. Seguidamente, aparecieron los servicios sanitarios acompañados por la Patrulla de la Guardia Civil de la Horcajada. A la zona acudió también un helicóptero sanitario de la Junta de Castilla y León.

Tras haber realizado maniobra RCP y haber hecho uso de desfibrilador, el médico forense presente certificó la muerte del hombre. Una vez realizado el levantamiento del cadáver, el GREIM procedió a la evacuación a pie y en camilla hasta pie de montaña, donde esperaban los servicios funerarios quedando activado el  protocolo judicial.

Ese mismo día, a las  21.25 horas,, la Comandancia avisó al GREIM de Barco de Ávila de la existencia de un senderista extraviado en el pico Zapatero, en la Sierra de la Paramera. Los componentes de la Guardia Civil hallaron minutos antes de la medianoche cerca del collado próximo a la cumbre una bolsa con las pertenencias de la persona desaparecida.

A las 23.50 horas, fue localizado el desaparecido en la cumbre del Pico Zapatero, cobijado entre unas rocas y presentando síntomas externos de hipotermia, por lo que se le proporcionó ropa adecuada, así como comida y bebida. Una vez hubo recuperado calor corporal, se inició el regreso a pie hasta el vehículo oficial del GREIM, con el que fue trasladado hasta su domicilio, sin ser necesaria asistencia sanitaria.

Por último, el 30 de diciembre, la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil fue alertada por parte de Emergencias 112, de que un senderista se había lesionado en el Paraje Los Rayuelos, del término municipal de Santa Cruz de Pinares (Ávila).

Una vez trasladada la patrulla de Seprona de Cebreros al lugar, comprobó que esta persona no podía desplazarse por sus propios medios al haber sufrido un esguince de la rodilla izquierda y ser una zona de difícil acceso, por lo que se activó el protocolo de rescate, participando el aviso a la Unidad de Helicópteros (UHEL) del Cuerpo, con base en Torrejón de Ardoz (Madrid).

A su vez, la patrulla de Las Navas del Marqués acudió al lugar con una camilla cuchara facilitada por los servicios sanitarios, con la cual pudieron realizar la evacuación a pie de la persona accidentada hasta el lugar donde pudo tomar tierra el helicóptero. Posteriormente, el helicóptero procedió a trasladar al senderista hasta el campo de fútbol de Santa Cruz de Pinares, donde se hicieron cargo de él los servicios sanitarios.



Las más vistas

Tribunales

La Lugareja es propiedad del Obispado de Ávila

La sentencia de la Audiencia Provincial, contra la que no cabe recurso ordinario, da la razón a la Iglesia, que apeló contra un fallo anterior del juzgado de primera instancia de Arévalo que dejaba en manos de particulares la titularidad del templo