Tormentas en una primavera confinada

P.R.
-

La intensa tormenta de agua y granizo que cayó en torno a las dos de la tarde provocó problemas de tráfico a los escasos vehículos que circulaban y a los viandantes

Tormentas en una primavera confinada - Foto: David Castro

La fuerte tormenta caída esta tarde, especialmente la que afectó a la capital en torno a las 14,00 horas, que registró momentos de lluvia abundante con granizo incluido, provocó problemas en el tráfico rodado de la ciudad, al poco tráfico que en ese momento circulaba por la ciudad. Después de las 14,00 horas fue cuando se produjo la mayor cantidad de agua caída, pues en algo menos de media hora  se habían registrado 2,8 mm de agua en forma de lluvia y granizo, según las mediciones del observatorio de Ávila de la AEMET en Ávila.  Otra tanta cantidad se había registrado hasta las 18,00 horas, cantidad a la que habría que sumar otros 1,6 mm entre las 18,00 y las 19,00 horas, con lo que la cantidad registrada en el día de ayer, hasta las 19,30 horas era de 8 mm. A esa hora seguía lloviendo, por lo que ese registro se incrementaría, según también las previsiones para la jornada.
En cuanto a las temperaturas, mencionar que Candeleda volvió a registrar ayer, como lo viene haciendo en buen número de los días de la del presente mes, la temperatura más alta de las que se produjeron ayer en la comunidad. Alcanzaron los 24,6 grados a las 15:50 horas. La temperatura máxima de la capital se registró las 13:10 horas, cuando se llegaron a los 18,4 grados. La mínima  se registró a las 5,40 horas de la mañana, con 8,6 grados. La mínima de toda la región la dio ayer la Estación de San Isidro de León, con 2,8 grados, seguido del registro de la estación del Puerto el Pico, con 3 grados a las 6,20 horas de la mañana.
Crecida. La lluvia registrada las últimas semanas ha favorecido el llenado de los pantanos. De hecho el reculaje del pantano de las Cogotas llega prácticamente hasta la parte de arriba del salto de agua del embalse de Fuentes Claras, algo que hacía tiempo que no se veía. La fotografía de nuestro compañero fotógrafo David Castro en la porta de la jornada de ayer era espectacular. Pudo captar el momento en que –parecían enormes carpas– unos grandes peces trataban de pasar desde la cola del pantano de las Cogotas el desagüe de Fuentes Claras.
La lluvia ha permitido que los ríos que pasan por la ciudad hayan aumentado considerablemente su caudal. De esta forma desde hace días el cauce del río Chico, que normalmente aparece seco, lleva una importante cantidad de agua. Lo mismo pasa con el río Adaja, cuyo caudal se ha salido y alcanzó ya ayer viernes la explanada del Soto. Policía Local y Protección Civil de Ávila llevan vigilando en estos dos días el cauce de los dos ríos para tratar de estar atentos a las crecidas de ambos. Se espera que en las próximas horas un aumento de los caudales, toda vez que la lluvia  registrada a lo largo de todo el día facilitará el aumento del agua que llevan, y por consiguiente se producirán nuevas inundaciones en  la zona de El Soto y también de otras zonas cercanas a El Fresno, como suele ocurrir con El Adaja, cuando se dan estas circunstancias.