La Junta retira el decretazo por la evolución epidemiológica

SPC
-

El presidente de la Junta anula el texto por no ser «necesaria» su aplicación ante el alto grado de inmunidad del personal sanitario, pero el PSOE lo achaca al miedo a un revés en las Cortes

Isabel Blanco, Francisco Igea y Verónica Casado (d), durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha retirado el polémico ‘decretazo’ sanitario por el que se regulan las prestaciones personales obligatorias sobre los recursos humanos en el ámbito del Sistema de Salud, aprobado el pasado mes de noviembre al considerar que no hay «necesidad» ahora para su aplicación. Una decisión que levantó una oleada de críticas entre oposición y sindicatos dado que se permitía a las diferentes gerencias disponer los días libres o descansos en función de las necesidades ante la situación de la pandemia. Así lo anunció ayer el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en un escueto mensaje, y más tarde, a la pregunta de si la retirada obedece a la falta de acuerdo en la negociación abierta con los sanitarios, respondió que han visto que no hay necesidad para que este en vigor en este momento. Sin entrar en más detalles, ante la polémica que levantó el llamado «decretazo», manifestó que los niveles de ocupación están en este momento por debajo de anteriores olas. 

Poco después, Fernández Mañueco, en un mensaje en Twitter, explica que ha decidido derogar el decreto «dado el alto grado de inmunidad de nuestros sanitarios por la vacunación». «Nunca me cansaré de agradecer a todos nuestros sanitarios su esfuerzo e implicación en la lucha contra el virus». Precisamente, el presidente de la Junta, el vicepresidente y la consejera de Sanidad,Verónica Casado, fueron el blanco de las críticas sindicales, que tras la publicación del decreto, el sábado 14 de noviembre de 2020, convocaron movilizaciones ante lo que consideraban una pérdida de derechos, dado que se permitía a las diferentes gerencias disponer los días libres o descansos en función de las necesidades ante la situación de la pandemia.

Reacciones

Una decisión que el PSOE de Castilla y León achacó al temor de la Junta a perder en el próximo pleno de las Cortes la votación de una proposición no de ley socialista en la que se plantea devolver la negociación de esta norma a la Mesa Sectorial de Sanidad. El líder del grupo, Luis Tudanca, en un mensaje en Twitter, afirmó que «las cosas han cambiado» y añadió que «como temen perder la votación en el pleno de la semana que viene, hoy lo derogan». Además, el  coordinador del área de Sanidad socialista, Diego Moreno, sostuvo que la derogación «anunciada escuetamente» responde a la «debilidad» del Ejecutivo de Mañueco. Por su parte, la CSIF valoró la retirada del ‘decretazo’, y aseguró que mantendrá el recurso presentado por el sindicato ante el Tribunal Supremo contra la medida hasta tener garantías de que su anulación se encuentra dentro del ordenamiento jurídico.