Se suspende la Vuelta a Castilla y León 2020

A.S.G.
-

Pese a manejar julio como una opción, el Club Ciclista Caldasa cancela de manera definitiva la edición XXXV por motivos económicos y sanitarios

Se suspende la Vuelta a Castilla y León 2020

Ni se daban las condiciones sanitarias adecuadas ni se contaba con el apoyo económico necesario para llevarla a cabo.Con un sencillo comunicado el Club Ciclista Cadalsa, organizador de la Vuelta a Castilla y León, comunicaba este martes que la ronda castellano y leonesa queda suspendida de manera definitiva. Bien es cierto que la XXXV edición debía haberse celebrado inicialmente del 24 al 26 de abril, sin embargo el inicio de la crisis del COVID-19 llevaron a su aplazamiento y contemplar el mes de julio como una solución. Una opción que, como explica el club que preside Laudelino Cubino, finalmente no fue posible por diferentes motivos, entre ellos el económico.  
Según se explica en el propio comunicado «durante el mes de abril nos comunicó la Dirección de Deportes de la Junta de Castilla y León la imposibilidad de cumplir con la aportación tradicional que se otorga al evento». Una situación derivada, como se detalla, «de la modificación del presupuesto para atender a la prioridad de sanidad y gasto social» con la que se están encontrando. Y es que en las últimas fechas las administraciones, como ha ocurrido en Ávila con el Curso Nacional de Salto de Obstáculos, se están viendo obligadas a modificar sus presupuestos ante las prioridades sociales que está generando la pandemia.
En la decisión de la suspensión desde el Club Ciclista Cadalsa también se ha querido tener en cuenta el concepto de «oportunidad e idoneidad». Tienen muy presente que «volver a la competición provocará la puesta en marcha de una serie de medidas sanitarias que provocarían un mayor gasto y responsabilidad» que la organización no puede atender.  Así pues la XXXV Vuelta a Castilla y León finalmente queda suspendida en 2020 y se emplaza «a poder volver en 2021 a la carretera una vez superada esta pandemia».
En una jornada en la que la UCIdaba a conocer el calendario previsto de pruebas, el calendario nacional pierde una prueba más, uniéndose a otras rondas clásicas como Asturias, Comunidad de Madrid o Aragón.
Tendrá que esperar un año una Vuelta a Castilla y León que en 2018 coronó a Rubén Plaza en Ávila, punto final de un recorrido que en su XXXIIIedición quiso homenajear el Año Jubilar Teresiano. Y es que en los últimos años la ronda castellano y leonesa ha querido vincular sus etapas con diferentes acontecimientos de promoción en la Comunidad. Si el año pasado fue el Camino de Santiago, en el 2015 también contó con Ávila por motivo del VCentenario de Santa Teresa y en el 2013 contó con Arévalo gracias a Las Edades del Hombre y la exposición ‘Credo’.