El Ávila ya sabe ganar fuera de casa

Área 11
-

0
La Bañeza
2
Real Ávila
Finalizado
Máxima eficacia de los encarnados ante La Bañeza, que estrellaría el balón hasta en tres ocasiones en la madera. Peli y Calderón, autores de los goles

El Ávila ya sabe ganar fuera de casa - Foto: Ana I. Ramirez

El Real Ávila ya sabe ganar fuera de casa.Le ha costado, seis partidos en concreto, pero los de Jonathan Prado, que este domingo no pudo desplazarse con el equipo, ya tiene sus primeros tres puntos lejos del Adolfo Suárez en un campo, La Llanera, donde fueron eficaces. Es lo que se pedían a sí mismos antes de viajar a La Bañeza, meter la que tuvieran, y cumplieron los abulenses ante una Bañeza que sigue en caída libre y que terminó el encuentro con la sensación de haber merecido más ante unReal Ávila que supo aprovechar sus escasas ocasiones ante la portería local para llevarse la victoria (0-2) curiosamente en el que fue el mejor partido de los leoneses en su feudo esta temporada. La falta de acierto en el remate final y el acierto por su parte de los abulenses permitió a los encarnados llevarse los tres puntos de La Llanera.
Desde el inicio del partido se vio a La Bañeza más precisa y ambiciosa que en anteriores encuentros, pero también se dejó entrever que no era su tarde porque al minuto 10 Adrián Rojo estrelló un balón en la madera, cayeron el rechace a los pies de Mateo que tampoco acertó a introducir en balón entre los tres palos del conjunto visitante.
Por si esto fuera poco, el Real Ávila en su primera llegada a la meta defendida por Camilo batía al portero local por mediación de Peli, que establecía el 0-1 cuando se cumplía el minuto 19. El gol supuso un auténtico jarro de agua fría para los bañezanos y un balón de oxígeno para los abulenses que tenían el partido ya donde lo querían cuando no se había llegado todavía al ecuador de la primera parte. Cinco minutos después en una nueva llegada de los visitantes al área local el árbitro decreta penalti por derribo de Peli en el interior del área. El mismo Peli se encargaría de lanzarlo –minuto 26– pero Camilo detenía su lanzamiento en una gran intervención.
Superada la media hora de juego llegó la jugada de la polémica porque Álvaro remata y cuando el balón se colaba en la meta defendida por Alberto un defensor saca el balón con el portero ya batido sembrando la duda de si el cuero había traspasado la línea de meta o no, pero lo cierto es que el tanto no subió al marcador. A renglón seguido Pablo Martínez estrelló el segundo remate bañezano en la madera, llegándose al término de la primera mitad con la exigua ventaja de 0-1 de los abulenses.
Tras el paso por vestuarios todo siguió igual. La Bañeza da un paso más hacia adelante buscando la igualada lo que aprovechan los jugadores abulenses para encarrilar definitivamente su victoria al batir Calderón, que acaba de incorporarse al rectángulo de juego en sustitución de Sergio Rivera, para batir de nuevo a Camilo colocando el 0-2 en el luminoso del estadio bañezano cuando se cumplía el minuto 55.
Esta segunda diana visitante comenzó a aplacar el ímpetu de los locales que todavía estrellarían un tercer remate en la madera, en esta ocasión efectuado por Álvaro.
A medida que el final del partido se acercaba el Real Ávila aprovechó el bajón de moral de los locales para controlar todavía más el encuentro, manteniendo su portería a cero y con ello el no pasar apuros para sumar los tres puntos en litigio ante el colchón de dos goles con el que gozaban y poder tener el margen de error de un gol en contra para hacer efectiva una victoria que deja a los bañezanos una jornada más sin ganar en su feudo y lanza a los abulenses que se presentaban con la obligación de sumar los tres puntos para intentar acercarse a los puestos de privilegio del grupo que esta temporada parece que estarán muy caros. Un triunfo fuera de casa que debería servir a los encarnados para enlazar su primera racha de resultados.