Mañueco exige en el Senado un fondo no reembolsable

SPC
-

El presidente de la Junta interviene en la Comisión General de Comunidades y reclama alGobierno participar en la gestión de las ayudas europeas

Javier Maroto, Alfonso Fernández Mañueco (c) e Isabel Díaz Ayuso, a su llegada ayer al Senado. - Foto: Ical

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, llevó ayer al Senado las reclamaciones manifestada por el Ejecutivo autonómico durante las últimas semanas y exigió al Gobierno de España un «fondo de apoyo económico no reembolsable» para poder paliar los efectos que deja ya la crisis del coronavirus. «Necesitamos recursos financieros», dijo, y explicó que esa demanda no es más que lo que el Gobierno de España pide a Europa. Además, pidió que se escuche a la Comunidad en la aplicación de la ‘desescalada’.
Flanqueado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de su homólogo murciano, Fernando López Miras, y del senador por designación autonómica de Castilla y León y portavoz popular en el Senado, Javier Maroto, el máximo dirigente del Ejecutivo regional llegó a la Comisión General de Comunidades Autónomas celebrada en la Cámara Alta, donde insistió en que están «dispuestos a dar todas las explicaciones» para que se conozcan todas las transferencias y pagos que se han realizado, «y las facturas que hemos tenido que pagar», para que la transparencia presida ese fondo de apoyo no reembolsable, según informa Ical.
Durante su intervención ante la Cámara, Fernández Mañueco pidió poder participar en la gestión de los fondos que puedan llegar a España desde Europa para acometer la reconstrucción económica del país porque, según dijo, han demostrado que las comunidades autónomas han estado «a la altura». 
El presidente de la Junta aseguró que las comunidades son «útiles para la protección de las personas», y añadió que son las que mejor conocen cada uno de los territorios a los que representan, por lo que no dudó en afirmar que «hemos sabido ejercer nuestras competencias».
Por ello apeló a la «planificación, certidumbre y seguridad» que el Gobierno debe dar a las comunidades en la ‘desescalada’ para «no retroceder en lo conseguido», y puso de manifiesto que «la colaboración hace la fuerza», por lo que llamó al concurso de todos para seguir trabajando. Además, resaltó que la lealtad debe ir en ambas direcciones, tanto del Gobierno central hacia las autonomías y de estas a los ayuntamientos, como a la inversa.
Críticas a Sánchez

Asimismo, Fernández Mañueco reprochó al Gobierno la ausencia del presidente Pedro Sánchez a esta cita, que consideró de la mayor relevancia dada la situación por la que atraviesa el país. «Hoy esperábamos al presidente» le dijo a la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, que presidió esta sesión, ya que consideró la cita es «mucho más que un debate de las autonomías», por lo que solicitó una próxima comparecencia de Sánchez en la Cámara Alta, como también reclamó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
Coincidió el líder autonómico en que «el estado autonómico ha resistido» y destacó el «sistema de salud de primera» que tiene Castilla y León, que calificó de «envidiable» gracias a los profesionales que componen la sanidad autonómica «que han actuado con valentía y cualificación». No obstante, reprochó al Ejecutivo central que «la prevención es la clave diferencial entre los países que tienen menos fallecidos», por lo que le invitó a «tomar nota» para agilizar medidas y limitar la movilidad de la población.
Atender a las CCAA

Fernández Mañueco reclamó al Ejecutivo de Sánchez acometer una desescalada «planificada, segura y coordinada» de manera que no se den pasos atrás, momento en el que agradeció la adopción de algunos criterios propuestos por las comunidades como el intervalo de 15 días entre fases, pero advirtió de la necesidad de salir del ámbito provincial para llegar a la «zona básica de salud» en esa desescalada y desconfinamiento. Un exigencia para la que pidió escuchar a las comunidades que «estamos dispuestas a implicarnos». Mañueco dijo apostar por la desescalada asimétrica pero atendiendo a la «limitación de movimientos», autoridad que le corresponde al Gobierno de España.