Las exportaciones de porcino aumentan un 66% en cinco años

SPC
-

Castilla y León, la tercera en volumen de ventas exteriores en el sector, duplica los resultados obtenidos en el último lustro y alcanza los 372,8 millones de euros en valor

Una finca de cerdos ibéricos en la provincia de Salamanca - Foto: Agencias

Las exportaciones de porcino de Castilla y León crecieron un 66,6 por ciento en el último lustro y alcanzaron los 372,8 millones de euros. La trayectoria fue ascendente en los últimos cinco años, en los que la Comunidad duplicó el volumen de ventas al exterior de carne y productos del porcino, pasando de las 75.264 toneladas a las 177.494.
Las ventas al exterior de carne y productos elaborados del porcino de Castilla y León alcanzaron el pasado año un total de 177.494 toneladas, lo que supone un crecimiento del 20,3 por ciento respecto al ejercicio anterior, según reflejan los últimos datos de Datacomex elaborados por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc).
Según indicaron desde la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, estas cifras reflejan «la buena marcha» del proceso de internacionalización del sector porcino de Castilla y León, que se consolida como la tercera comunidad autónoma en número de exportaciones, por detrás de Cataluña y Aragón.
Estos datos evidencian además la trayectoria ascendente en los últimos cinco años en los que Castilla y León ha duplicado sus exportaciones de carne y productos del porcino en volumen pasando de las 75.264 toneladas a las 177.494.
Asimismo, desde 2014 las exportaciones en valor han pasado de 272,7 millones de euros a los 372,843 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 66,6 por ciento.
Estas cifras avalan que el sector porcino de la Comunidad se encuentra en una excelente situación, tanto que las exportaciones continúan incrementándose año tras año. China se ha convertido en uno de los mercados más atractivos para las empresas españolas y en el caso del porcino se ha convertido en el segundo país al que más exportan sus productos tras el veto impuesto por el Gobierno ruso de Vladimir Putin. El pasado mes de diciembre, el presidente chino y su homólogo español firmaron un nuevo acuerdo para poder exportar a este país carne fresca y embutidos derivados del cerdo.