Las inmobiliarias, solo operaciones on line hasta el día 11

E.C.B
-

Será a partir del próximo lunes cuando sus oficinas podrán abrir sus puertas y se podrán realizar visitas a las viviendas, eso sí, siguiendo unos estrictos protocolos de seguridad para los que ya están preparadas

Las operaciones on line, salvación para las inmobiliarias - Foto: David Castro

Las operaciones online se ha convertido en la tabla de salvación para las empresas inmobiliarias durante el periodo de confinamiento por el estado de alarma y en la gran mayoría de los casos siguen siéndolo en estos primeros días de desescalada a la espera de que llegue el próximo 11 de mayo, cuando la entrada en la fase 1 de dicho plan permitirá no solo la apertura de oficinas con todas las medidas de seguridad necesarias, sino también las visitas a viviendas y realización de operaciones de manera presencial, momento para el cual la gran mayoría de las que operan en la ciudad de Ávila ya están preparadas.
Y es que, aunque con algunas excepciones, muchas de esas oficinas inmobiliarias continúan esta semana todavía cerradas, aunque sigan trabajando de manera telefónica y telemática, colgando fotos y vídeos de las viviendas para que los clientes puedan realizar visitas virtuales, y realizando gestiones como la preparación de firmas o incluso la firma de operaciones en las notarías.
En Camarasa, por ejemplo, según explica su director, Josué Barrera, durante esta crisis sanitaria no han parado «ni un momento». «Desde hace un par de años, con la idea de tecnificar la gestión de la oficina y mejorar los procesos, veníamos con una inercia en digitalización. Desde el primer momento hemos estado teletrabajando todas las personas de la oficina, tanto en el área de administración de fincas como en la inmobiliaria, con lo cual hemos seguido atendiendo demanda que viene arrastrada de situaciones anteriores, pero que se está generando también un poco en estos 50 días de confinamiento porque estamos viendo que hay gente que o bien cuenta con una casa que no reúne las condiciones en ese momento determinado para la situación que se a dado o bien porque sus condiciones económicas no se van a ver alteradas y puede visualizar otro tipo de muebles», señala.
Así, han atendido «toda la demanda que ha habido, fundamentalmente en alquileres, que hemos hecho algún cierre de operación totalmente digital, trabajando desde el primer momento con visitas virtuales que teníamos instauradas desde hace un año y aportando toda la información digitalmente. Esos medios nos han permitido seguir trabajando no al 100%, pero sí con un buen nivel de atención», subraya Barrera.
En la parte inmobiliaria, considera que durante esta desescalada, «poco a poco, en el momento en que nos clarifiquen de qué manera se pueden realizar las visitas, comenzaremos a hacerlas porque en la cartera de viviendas que tenemos la mayoría están vacías, con lo cual ahí ya si se puede comenzar a acceder con las medidas de seguridad que ya tenemos implantadas en nuestra oficina, que está acondicionada para atender al público desde el día 11 con mamparas, mascarillas, guantes y geles, el vehículo de empresa desinfectado, y atenciones con cita previa, que ya se han comenzado a concertar este lunes». Además, «tenemos varias operaciones que se quedaron prorrogadas y se van a comenzar a firmar en notaría a partir de la próxima semana, indica.   
Por su parte, Patricia Quirós, de PQ Inmobiliaria, señala que en su caso siguen cerrados hasta el 11 de mayo, «sobre todo porque no podemos realizar visitas con clientes a viviendas hasta ese día». No obstante, «atendemos a clientes con cita previa de manera on line, en esa linea durante el confinamiento hemos preparados vídeos de las viviendas para que los clientes pudieran entrar a verlas haciendo un recorrido virtual», explica, al tiempo que añade que «de las operaciones que teníamos pendientes de preparar las firmas, sí se ha podido gestionar por correo electrónico y con la notaría. Incluso hemos firmado operaciones desde distintas notarías, el vendedor en una, el comprador en otra y la inmobiliaria por teléfono con las dos notarías».
Con todo, la actividad en inmobiliarias como PQ se ha mermado un 90%. «Hemos podido gestionar lo que teníamos en marcha y algún cliente que ha podido ver la vivienda a través de fotografías o algún vídeo, pero la demanda ha bajado bastante», subraya Patricia Quirós, quien aclara que también se han visto condicionados por no poder cambiar de provincia, ya que «en nuestro caso dependemos mucho de clientes de Madrid, que quieren firmar allí y no podemos trasladarnos, y de  los de segunda residencia que vienen a Ávila a comprarla y hasta finales de junio, por lo menos, no van a poder venir desde otras provincias».
«Está todo muy condicionado, si bien estamos deseando que llegue el día 11 para poder empezar a retomar la vida normal, aunque sea con muchas mermas hasta que podamos movernos entre provincias, comenta.
En cuanto a los protocolos de seguridad que se van a aplicar a partir del próximo lunes, apunta Quirós que «en la oficina vamos a atender a los clientes de uno en uno, manteniéndose el resto fuera, y deberán acceder con guantes y mascarilla, y nosotros también estaremos con esas medidas de protección». Con respecto al protocolo de visitas, «nosotros debemos estar en la vivienda 20 minutos antes que el cliente, desinfectar todas las zonas de agarre y apertura de puertas y ventanas. Una vez que llegue el cliente, no se le podrá saludar y se mantendrá la distancia mínima, y cuando se termine la visita, el cliente no debe tocar nada, todo lo hace la inmobiliaria», explica.