La crisis eleva un 45% las firmas catalanas que llegan a CyL

David Alonso
-

Castilla y León recibió entre 2017 y 2018 casi 90 empresas desde Cataluña, frente a las 59 que habían realizado ese camino en los cuatro años anteriores, aunque solo suponen 10 millones más de facturación

Imagen aérea de un polígono industrial de la Comunidad - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La interminable crisis secesionista de Cataluña ha empujado a casi un centenar de empresas a trasladar su sede social desde la región catalana hasta Castilla y León entre 2017 y 2018. Un inusual trasvase de firmas que supone un 45 por ciento más que las que aterrizaron en la Comunidad entre 2013 y 2016, cuando apenas alcanzaron las 60. Según los datos que maneja la consultora Informa D&B, las sedes sociales de empresas que aterrizaron desde que estalló la crisis secesionista han supuesto casi 200 millones de euros más de facturación para la Comunidad. Por el contrario, el viaje inverso apenas lo realizaron 28 empresas en los últimos dos años, aunque estas se llevaron de Castilla y León 180 millones de euros de facturación. De esta forma, el saldo empresarial arroja un resultado positivo para la región, que gana 58 sociedades más de las que pierde respecto a Cataluña entre 2017 y 2018, aunque la mejora de la facturación apenas alcanza los 10 millones de euros.
Estas cifras ratifican la incidencia para el tejido económico catalán de la crisis secesionista que se vive en la región mediterránea desde hace dos años, y que se traduce en un repunte permanente de las firmas que trasladan su domicilio social a Castilla yLeón, frente a un descenso de las que hacen lo propio con destino a Cataluña.
Una recepción empresarial, bien en forma de sede social o bien en forma de sede productiva, que la patronal regional celebra porque «eso aporta a la economía de Castilla y León y tienen todo el apoyo de Cecale para que se sientan como una más», asegura el presidente de Cecale,Santiago Aparicio, que, sin embargo, reconoce que «no son empresas significativas ni con muchos trabajadores, sino que son empresas de la media española: pymes y micropymes». A pesar de esto, el dirigente patronal destaca que la llegada de estas firmas, «a pesar ser pequeñas hacen que el paro bajo, la economía de la zona se dinamice y eso es muy bueno para Castilla y León».

La crisis eleva un 45% las firmas catalanas que llegan a CyL
La crisis eleva un 45% las firmas catalanas que llegan a CyL - Foto:
Sin embargo, el saldo positivo con Cataluña se disipa en el coladero de Madrid, donde trasladaron su domicilio social desde la Comunidad 154 empresas solo en 2018, el doble de las que hicieron el camino inverso. Haciendo retrospectiva, durante los últimos seis años la Comunidad ha visto escaparse 104 empresas más de las que han llegado -su inmensa mayoría a la capital de España-, lo que ha supuesto una perdida superior a los 1.200 millones de facturación, que han dejado de contabilizarse dentro de la región para irse a otras zonas de España. 
«Lo que nos preocupa es Madrid, que es la tendencia que tenemos que tratar de revertir, porque un goteo de 200 empresas al año es muy difícil de soportar», asegura SantiagoAparicio, que lamenta que de Castilla y León con rumbo a Madrid «no salen las empresas pequeñitas, sino que son empresas de un cierto nivel».
La segunda peor en 2018

Castilla y León, según el estudio de la consultora Informa D&B fue la segunda comunidad con peor balance empresarial el pasado año, en el que perdió 71 sociedades más de las que llegaron, y solo fue superada por la propia Cataluña, que vio esfumarse a más de 2.000 empresas. En el lado opuesto, Madrid lideró la captación, con 1.700 firmas más de las que se fueron.



Las más vistas