Minuto de silencio en la concertada contra la Ley Celaá

E.C.B
-

Los colegios concertados de Ávila organizaron este miércoles estos actos simbólicos en sus centros y hay convocada para este domingo, a las 12 horas en la esplanada del lienzo norte una concentración de toda la educación concertada de la provincia

Los colegios concertados de Ávila se unieron este miércoles para organizar actos simbólicos en sus correspondientes centros como protesta ante la reforma de la ley educativa, conocida como Ley Celaá. El profesorado y personal del colegio Sagrada Familia a primera hora de la mañana; del Pablo VI poco después de las 11,30 horas en su patio; de Medalla Milagrosa-Las Nieves y del Diocesano de mayores, unos minutos antes de las doce del mediodía, ocupando toda la calle Duque de Alba, y del Diocesano pequeño, a las 14,30 horas, expresaron a través de minutos de silencio su rechazo a una ley que como apuntaron desde la plataforma Escuelas Católicas, “se ha gestado en un plazo de tiempo récord durante la situación de emergencia sanitaria que vive nuestro país. En este tiempo no se ha tenido en cuenta la opinión y ponencias de expertos educativos, como es el Consejo Escolar del Estado ni la opinión de los verdaderos protagonistas en ese ámbito, como son los miembros que forman la Comunidad Educativa, es decir, docentes, familias, alumnos, etc”.

Para esta plataforma, las medidas propuestas en esta ley “no sólo suponen un ataque a la escuela concertada, sino también a la libertad de decisión de todas las familias, las cuales perderían el derecho de elegir el centro educativo de sus hijos, entre otras muchas modificaciones en los distintos ámbitos de la educación”. Así, su portavoz en Ávila, Gustavo Adolfo Rodríguez Obregón, subrayó que “lo que ha surgido con esta ley es un ataque a las libertades, a los derechos fundamentales que tenemos las familias que, hasta este momento, gracias al artículo 27 de la Constitución, hemos podido elegir el modelo educativo para nuestros hijos y el Estado nos ha permitido hasta ahora esa triple vía donde la pública, la concertada y la privada han podido convivir y se ha podido elegir entre esos tres modelos. Ahora el modelo concertado corre peligro como consecuencia de la aplicación de esta ley”.

“Desde Escuelas Católicas y Escuela Concertada lo que estamos manifestando es la fuerza que tienen las familias, que son las que verdaderamente tienen que exigir sus derechos, y lo digo como padre, con dos hijos en un colegio concertado, porque así lo he elegido. Ese es el derecho por el que queremos luchar y por el que tenemos que seguir luchando todos”, afirmó Gustavo Rodríguez. Y por eso esta plataforma ha querido hacerse visible, porque “es una ley que se ha aprobado sin un consenso claro y sobre todo sin un debate que afecta a la comunidad educativa, pues los padres no han tenido la posibilidad de hablar y tampoco los docentes, y por eso queremos visibilizar esta situación, porque ahora en el Senado se pueda dialogar abiertamente y que este tema esté en la calle, para que las familias sepan realmente lo que nos estamos jugando con esta ley educativa”.

Minuto de silencio en la concertada contra la Ley CelaáMinuto de silencio en la concertada contra la Ley Celaá

El próximo domingo, día 29 de noviembre, a las 12,00 horas, está organizada una concentración de todos los colegios concertados de la provincia en la explanada del lienzo norte de la Muralla en la que habrá representación de familias, docentes y alumnos y se leerá un manifiesto en el que se expondrán las razones por las cuales, a su juicio, “esta Ley no respeta los derechos fundamentales de los padres a elegir el modelo educativo de sus hijos, y por tanto no respeta el artículo 27 de la Constitución Española”.