Estancamiento de precios en la vivienda en Ávila

E.C.B
-

Durante el primer trimestre del año fue la única provincia española donde hubo estabilidad de precios en el mercado inmobiliario, frente al aumento nacional del 2,5%

Estancamiento de precios en la vivienda en Ávila - Foto: Isabel García

El estancamiento de precios ha marcado el inicio del año en el mercado inmobiliario en la provincia de Ávila, a la espera del impacto que pueda tener la crisis sanitaria del coronavirus. Así lo refleja la última estadística del informe Tinsa IMIE Mercados Locales correspondiente al primer trimestre de 2020, según la cual Ávila fue la única provincia de España donde los precios de la vivienda terminada (nueva y usada) se mantuvieron estables en ese periodo, frente al incremento interanual del 2,5 por ciento registrado en España y el descenso del 1,9 por ciento en Castilla y León.
El precio medio de la vivienda en la provincia se situó en ese primer trimestre del año en 808 euros por metro cuadrado, muy por debajo de los fijados tanto en el conjunto de España (1.383 euros por metro cuadrado) y Castilla yLeón (1.016 euros por metro cuadrado). Esa cuantía sitúa a Ávila como la segunda provincia más barata de la comunidad autónoma para comprar una vivienda, únicamente por encima de Soria, con 768 euros por metros cuadrado, pero muy por debajo de la vecina Segovia, donde se paga de media 1.013 euros por metro cuadrado.
Algo más se eleva el precio si se quiere adquirir una vivienda en Ávila capital, pues se paga de media 946 euros por metro cuadrado, lo que supone un incremento interanual del 6,5 por ciento respecto al primer trimestre de 2019.
Y volviendo a la evolución provincial, en el caso de Castilla y León hay provincias como Soria donde el coste de la vivienda se ha reducido en el último año un 15,1 por ciento, según el informe Tinsa IMIE Mercados Locales, si bien también ha caído en León un 4,7 por ciento, en Burgos un 4 por ciento, en Palencia un 1,8 por ciento, en Salamanca un 1,5 por ciento y en Valladolid un 0,3 por ciento, mientras que en Segovia y Zamora los precios han aumentado un 3,1 y un 0,9 por ciento, respectivamente, y en Ávila, como apuntábamos antes, se han mantenido estables.
En el caso de Ávila, ese estancamiento de precios en el mercado residencial en términos interanuales prácticamente se mantiene si lo comparamos con los últimos meses de 2019, pues la reducción del coste respecto al cuarto trimestre del año pasado es únicamente de una décima. Y retrocediendo más en el tiempo, se observa en el comienzo de 2020 una caída del 47,4 por ciento respecto al momento en el que las viviendas alcanzaron sus precios máximos, en la época del boom inmobiliario, mientras que la variación desde mínimos es del 8,4 por ciento al alza.
En el caso de la capital abulense, como indicábamos, los precios han aumentado un 6,5 por ciento en el primer trimestre del presente año y un 12,1 por ciento desde el momento de precios mínimos, mientras que si lo comparamos con la época de máximos pre-crisis se produce una caída del 52,2 por ciento. Respecto al último trimestre de 2019, esos 946 euros por metro cuadrado actuales suponen una bajada del 0,8 por ciento.