La Junta deniega la explotación de la mina Sierra de Ávila

D.C
-
La Junta deniega la explotación de la mina Sierra de Ávila - Foto: Diario de Á?vila David Castro

Los motivos para no aprobar el proyecto que afectaba a varios municipios de la zona son la «incompatibilidad urbanística» y la «afección» de las aguas superficiales y subterráneas

La Dirección General de Energía y Minas de la Consejería de Economía y Hacienda, según resolución de 11 de abril, ha denegado la solicitud de la concesión de explotación derivada de permiso de investigación de la mina a cielo abierto de feldespatos de la Sierra de Ávila, ‘Leito’ n.º 1.122, que afectaba a los municipios de Sanchorreja, Narrillos del Rebollar, Valdecasa y La Torre.
Entre esos antecedentes que han llevado a la resolución definitiva se destaca la resolución de 8 de mayo de 2018 del delegado territorial de la Junta en Ávila en la que se informaba desfavorablemente a la solicitud por dos motivos fundamentales: la «incompatibilidad urbanística» (sería un «uso excepcional del suelo rústico» que no se adaptaría «a la legislación vigente en materia de urbanismo al tratarse de un uso prohibido por la Ley de Urbanismo de Castilla y León») y la «afección a las aguas superficiales y subterráneas» (se afirma que «aunque el nacimiento de los arroyos es muy difícil de situar en un punto concreto existe constancia de que el proyecto afectará de forma significativa al actual régimen de los cauces y de todo el entorno» y que «la caracterización hidrológica realizada pone de manifiesto que existe riesgo de que la explotación prevista, en los términos en los que se plantea en el proyecto presentado, afecte de manera irreversible al funcionamiento del sistema hidrogeológico y a las condiciones de flujo de las aguas subterráneas, incluyendo el caudal base que da lugar a las surgencias que conforman el origen del arroyo Pinarejos»), aspecto éste al que la Confederación Hidrográfica del Duero argumentó» también que de llevarse a cabo la explotación minera se corría el riesgo de una «afección irreversible al funcionamiento del sistema hidrogeológico y a las condiciones de flujo de las aguas subterráneas».

La Plataforma No a la Mina en la Sierra de Ávila manifestó ayer que «esta noticia es una alegría incontenible para todos los serranos que tan arduamente hemos luchado para que no se impusiera la barbarie y el interés económico de unos pocos frente a la vida y el desarrollo de los pueblos».
Recuerda esta plataforma que, junto con las de la Sierra de Yemas y del Valle del Corneja, «hemos peleado en estos últimos años para hacer saber a toda la población en general, y a todos los políticos en particular, que no estamos dispuestos a que la Ley de minas, la Estrategia de recursos minerales o la Modificación de la ley de urbanismo, que tanto daño hacen al mundo rural, nos amedrenten o desalienten en nuestra tarea ardua y descomunal de luchar contra los grandes intereses de mercado a los que, por desgracia, se doblegan nuestros políticos».