Un brindis multitudinario

I.Camarero Jiménez
-

El Salón del Vino celebrado ayer en el Hotel Los 4 Postes recibió el respaldo de profesionales y aficionados en su primera edición

Un brindis multitudinario - Foto: Isabel García

En los primeros compases del I Salón delVino, que se celebró este martes en el hotel Los 4 Postes, las entradas vendidas pasaban ya con creces el centenar y aún quedaba toda la tarde para el disfrute de los sentidos. De ahí que desde la organización, que recae en la vinoteca La Vendimia de Salamanca, uno de sus representantes, Julio González mostrara de antemano su satisfacción por el devenir de la jornada y auguraba una nueva edición que como ya explicaron el día de la presentación tendrá lugar ya de cara a 2021.  Ellos hicieron la apuesta y se trajeron consigo a más de 20 bodegas y muchas más de 200 referencias nacionales e internacionales para ir abriendo boca. Ávila les recibió con las puertas abiertas y Los 4 Postes, el hotel en el que se desarrolló la cita, pues también. No en vano en ello mucho tiene que decir Aurelio González, presidente de los sumilleres abulenses y santo y seña de este establecimiento hostelero de la ciudad y quien fuera uno de los primeros en apostar por el mundo del vino desde esta ciudad amurallada hace ya muchos años. Con esta iniciativa, los sumilleres, de algún modo lo sienten como un primer paso para hacer resurgir aquellas ferias del vino de antaño y por eso se han volcado con la causa.
Pero claro, si en el otro lado, los profesionales de la hostelería, los amantes del vino y el ciudadano de a pie no ven el envite difícil lo tendrían.El caso es que lo vieron y subieron la apuesta. No en vano la posibilidad de degustar grandes vinos, de buenas marcas y buenas añadas era de lo más apetecible. Con todo ello sobre la mesa, el I Salón del vino echó a andar y lo hizo con buen paso. Desde luego en la organización estaban encantados y con ganas de repetir. 
La entrada costaba cinco euros y daba acceso como explicábamos a muy buenos productos. También para la ocasión, había varias catas para las que se agotaron las plazas y es que eran especialmente atractivas pues en las copas se iban a encontrar  productos de la marca de Sanlúcar de Barrameda La Gitana y también de champán Louis Roederer. Y es que como se explicó hace unas fechas, cuando se dio a conocer la celebración de este salón, «Ávila tiene un pasado, un presente y un futuro en torno al vino». 
Allí estuvo también una representación de la D.O.P Cebreros, bien arropada por otros sellos de calidad.
Por cierto que los beneficios de este evento tienen fin solidario ya que irán a parar a la Asociación de Autismo Ávila.