Cruz Roja atiende a 163 refugiados de 23 países

M.E
-

La entidad conmemora el Día Mundial de las Personas Refugiadas. En el marco de este programa, ha superado las 6.000 actuaciones desde octubre, con especial atención durante la pandemia

Acto celebrado el año pasado - Foto: Isabel García

Cruz Roja Española en Ávila conmemora este sábado el Día Mundial de las Personas Refugiadas. Desde el Programa de Acogida e Integración para solicitantes y beneficiarios de protección internacional se ha atendido desde el 1 de octubre de 2019 hasta la actualidad a 163 personas, de las cuales 76 son hombres y 87 mujeres, realizando un total de 6.182 intervenciones durante estos meses.
Los solicitantes de asilo que son atendidos en el programa por Cruz Roja Española en Ávila proceden de 23 países diferentes, siendo la mayoría de Venezuela (55 personas), Colombia (32 personas) y El Salvador (16 personas), pero también hay personas de Rusia, Ucrania, Yemen, Camerún o Mali, entre otras.
El objetivo del programa, financiado a través de diferentes convenios suscritos con la Secretaría de Estado de Migraciones, dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España y en colaboración con las administraciones públicas de ámbito estatal, regional y local, es garantizar su protección e integración social en España.
En el día a día en el programa, la participación del personal voluntario resulta clave para la prestación de algunos servicios como el de aprendizaje del castellano o para otras acciones de  acompañamiento impulsadas de forma transversal en las distintas fases (acogida temporal, intervención social, asistencia legal y psicológica, entre otras). El voluntariado también ha tenido un espacio clave dentro de la adaptación a la atención de las personas refugiadas durante la pandemia de la COVID-19.
Y es que durante estas semanas ha sido necesario adaptar la actividad a este contexto porque las personas refugiadas también se han visto afectadas por la pandemia y se han tenido que ajustar a «una situación sobrevenida que ha limitado sus procesos de integración y autonomía, a menudo sin redes familiares ni otros apoyos cercanos con los que contar fuera de nuestra
entidad», destaca la entidad.
En este sentido, Cruz Roja subraya que ha garantizado la atención en todo momento, adecuando las actividades esenciales previstas para cumplir con las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias. Además, se ha podido traducir y facilitar información a las familias y participantes sobre las medidas decretadas por las autoridades sanitarias, los mensajes y recomendaciones transmitidas desde la OMS y otras instituciones oficiales del sector de la salud, en diferentes idiomas. Se han dispuesto planes de contingencia en todos los recursos residenciales gestionados por Cruz Roja y se han reforzado las actividades de apoyo psicológico.
Desde el servicio de aprendizaje del idioma y formación se está haciendo un esfuerzo para adaptar los contenidos didácticos al uso del móvil y preparando la versión on line de los mismos. Lo mismo ocurre con los programas de empleo, que están rediseñando sus intervenciones para el acceso a formaciones de manera telemática, quedando de manifiesto la importancia de poseer competencias digitales, se traslada desde Cruz Roja.