El bingo solidario de Asier y Jesús supera los 5.000 euros

E.Carretero
-

Tras varias semanas cantando números en Instagram estos dos jóvenes han conseguido recaudar gracias a las donaciones de los abulenses la cantidad que se habían propuesto para dotar de equipos de protección a personal sanitario

El bingo solidario de Asier y Jesús supera los 5.000 euros

Después de muchas tardes cantando números y haciendo más llevadera la cuarentena a los abulenses, Asier Martín y Jesús Jiménez pueden ya por fin entonar con entusiasmo lo de «reto conseguido». No en vano, estos dos jóvenes, de 25 y 26 años, respectivamente, han logrado el doble objetivo que se propusieron pocos días después de que el Gobierno decretara el estado de alarma al poner marcha un bingo solidario. El primer objetivo, el de hacer más llevadero el encierro a quienes se quisieran unir a su iniciativa, lo consiguieron a los pocos días, teniendo en cuenta que todas las tardes se unían a su iniciativa 200 personas, y el otro, el de conseguir 5.000 euros para ayudar al personal sanitario en su lucha contra el coronavirus, hace menos de una semana. Concretamente, la iniciativa solidaria de estos dos jóvenes ha conseguido recaudar 5.165 euros gracias a las aportaciones desinteresadas de particulares y empresas.
El dinero conseguido, explica Asier, se va a entregar al Hospital Nuestra Señora de Sonsoles y servirá, según le han dicho, para adquirir material de protección para el personal sanitario. «Nos ha sorprendido mucho la respuesta de la gente», reconoce este joven encargado durante las tardes de atrás de ejercer de crupier mientras su amigo Jesús explicaba a los participantes las reglas de un bingo en el que ha sido esencial la colaboración de empresas abulenses. No en vano, los premios por cantar bingo y línea cada tarde consistían en regalos donados de forma altruista por negocios de Ávila, tales como estancias en casas rurales, comidas en restaurantes, bonos para las atracciones de la feria o noches de hotel que los ganadores podrán canjear una vez se recobre la normalidad y estos negocios vuelvan a abrir sus puertas.  
Aunque jugar cada tarde a este bingo solidario, algo que al día solo podían hacer 200 personas «porque no teníamos más cartones», era gratuito lo cierto es que tanto Jesús como Asier animaban a los participantes a colaborar con su solidaria causa realizando aportaciones en una cuenta de crowdfunding creada para este fin. Una cuenta con la que no dudaron en colaborar alumnos de la Escuela Universitaria de Educación y Turismo donando 830 euros, pero también otros muchos abulenses de forma anónima y con muchas ganas de ayudar.
 Aunque admiten que están muy satisfechos con lo logrado, y especialmente por esos más de 5.000 euros que servirán para que los profesionales sanitarios se protejan del contagio, reconoce Asier que después de varias semanas cantando números cada tarde y de pasarse días enteros repartiendo cartones virtuales por Instagram ahora ha llegado el momento de descansar y de confiar en que el próximo bingo se pueda jugar  en persona y, por ejemplo, en las fiestas de algún barrio.