La movilidad se mantiene en el 67% de la habitual en CyL

SPC
-

Los territorios que se mantuvieron en la fase 1 de la desescelada registraron menos aumentos, como la Comunidad

Aumento del tráfico en las carreteras del Bierzo durante el inicio de la fase 1 de la desescalada. - Foto: Ical

La movilidad se situó en un 67 por ciento de la habitual en un día laborable en Castilla y León, respecto a la que se registraba en el periodo anterior a la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus COVID-19. Sin embargo, en la última semana, se alcanzó en España un nivel medio de movilidad del 70 por ciento de una jornada normal.

Así lo reflejan los últimos datos del estudio de movilidad a través de Big Data, en el que trabaja el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) recogidos por Ical. En general sus indicadores constatan el aumento de movilidad que se está produciendo al avanzar el proceso de desescalada. Este incremento de movilidad se asocia claramente a los cambios de fase producidos y, en concreto, a los desplazamientos dentro de cada provincia.

De ahí que, si se comparan los niveles de esta última semana con la anterior, se acredita que en aquellas provincias que la semana pasada avanzaron de la Fase 1 a la Fase 2 su nivel medio de movilidad intraprovincial respecto a un día normal creció del 76 al 83 por ciento.

Sin embargo, en las que permanecieron en la misma Fase (1 o 2) su movilidad aumentó, pero solo muy ligeramente (65 al 68 por ciento, las que se mantuvieron en fase 1, y 81 al 82 por ciento, las que lo hicieron en la fase 2). El Ministerio señaló que el aumento de movilidad se produce principalmente por los desplazamientos dentro de las provincias, de forma coherente con la restricción existente de los movimientos interprovinciales. Estos, por el contrario, apenas aumentaron, pues sólo varían en días laborables de un 52 a un 53 por ciento.

Además, si se comparan los desplazamientos de día laborable y fin de semana, se observa que los movimientos entre provincias son muy inferiores en los fines de semana, lo que refleja que en su mayoría estos movimientos se producen por motivos laborales.