La Diputación lleva la magia a siete pueblos de la provincia

M.M.G.
-

El Festival de Magia de Castilla y León contará a lo largo del mes de diciembre con la actuación de seis ilusionistas en localidades de menos de 500 habitantes

La Diputación lleva la magia a siete pueblos de la provincia

Que la magia llegue a todos los rincones de la provincia. Y que grandes y pequeños la disfruten en familia. Bajo esa premisa, la Diputación Provincial de Ávila y el Festival Internacional de Magia de Castilla y León (Fivem) traen este mes de diciembre el certamen ‘Ávila provincia mágica’, que llevará el ilusionismo a siete pueblos de menos de 500 habitantes de la provincia entre el 7 y el 30 de diciembre. 
El diputado responsable del área de Cultura, Eduardo Duque, fue el encargado de presentar este miércoles el certamen. Lo hizo acompañado por Javier Cambero, del Fivem, y de Óscar Caballero, mago y miembro de la Asociación de Ilusionistas de Ávila.
Tornadizos, Santa María del Berrocal, Palacios de Goda, Crespos, Poyales y San Pedro del Arroyo son las localidades a las que llegará la magia estos días gracias a un festival que tendrá 618 representaciones en toda Castilla y León.
«Principalmente trabajamos en el núcleo rural de Castilla y León», explicó Cambero, que descubrió también cómo este festival nació hace 16 año en León y que dado su éxito fue creciendo poco a poco con la incorporación del resto de provincias de la región. «Cada una aportando lo que puede», puntualizó.
Así, en la provincia abulense se contará con seis magos que después actuarán también en otros puntos de Castilla y León. Hablamos del Mago Nano, Fernando Espí, Mag Magic, el Mago Josete, el Mago Álvaro Arenas y el dúo formado por los magos Miguel y Luis Miguel.
Todas sus actuaciones, de carácter gratuito, se engloban en un bonito cartel que como explicó Cambero es una imagen neoyorquina del año 1908. «Representa la época dorada de la magia», comentó. «Es un cartel genérico que podían usar todos los magos poniendo su nombre arriba», prosiguió con sus explicaciones.
Por su parte, el Mago Óscar, que por cierto animó la rueda de prensa con unos sorprendentes trucos, recalcó que todas las actuaciones que se llevarán a cabo a lo largo de diciembre en la provincia son de carácter familiar. «Lo que queremos es que nadie se quede en casa», insistió Óscar, que habló también de cómo ha evolucionado la magia en el último siglo, pasando de sacar conejos de la chistera (por ser a principios de siglo un signo de abundancia) a sorprender al público con la aparición de billetes de 500 euros.