Milagros Marcos: "Las macrogranjas no existen"

SPC
-
Milagros Marcos. - Foto: Ical

Milagros Marcos defiende que generan "actividad económica y beneficios" en el territorio y pide "no demonizar algo sin conocerlo a fondo"

La portavoz de la Junta y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, considera que las macrogranjas “no existen” porque están prohibidas por una ley estatal, al tiempo que califica como “un error” el empleo de un nombre “peyorativo” a la hora de definir una explotación “competitiva y bien dimensionada”. Además, insiste en que es “un gran error” el hecho de “demonizar” la actividad económica vinculada a la ganadería en el territorio, e incide en que hacerlo “por cuestiones ideológicas” es algo que “no tiene ninguna explicación ni justificación”.

Así lo dijo durante su participación en ‘Los Desayunos de Ical’, donde recordó que España es uno de los países “más exigentes” a la hora de establecer las condiciones y requisitos desde un punto de vista ambiental, de calidad y sanitario, por lo que en el caso de cumplir estos aspectos se preguntó si perjudica a alguien. “No, genera actividad económica y beneficios en el territorio”, aseguró, al tiempo que respaldó un modelo “en el que pueda haber actividad económica, viva población y genere beneficios”, dijo.

De hecho, Marcos cifra en un 40 por ciento la población adicional que hay en aquellos lugares donde existen explotaciones de porcino bien dimensionadas, y considera que no se puede poner en duda el criterio técnico de los “expertos” si la explotación cumple con los requisitos. “Yo no me considero capacitada”, reconoció, al tiempo que insistió en que si la explotación contaminase y generase problemas ambientales “no se autorizaría”. “Si cumplen es porque no contaminan, y si contaminan, no van a tener autorización, y así va a ser”, declaró Marcos, quien pidió “tranquilidad”.

Marcos hizo referencia a la posibilidad de búsqueda de “alternativas” dado que “posiblemente ese modelo no es en el que la administración está pensando para generar actividad económica” pero incidió en la relevancia de “no demonizar algo sin conocerlo a fondo” y atribuirle un elevado índice de contaminación, un aspecto con el que reconoció encontrarse “absolutamente tranquila”. “No hay que imponer modelos porque nos gusten más o menos, sino escuchar e intentar, en la medida de lo posible, que convivan”.

La consejera aseguró que se están poniendo en marcha explotaciones de porcino teniendo en cuenta que Castilla y León es el principal productor, que la actividad económica y los beneficios del porcino “son importantes”, la apertura de la exportación a China, la eliminación de los aranceles en Japón y las previsiones de crecimiento. Atendiendo a los muchos controles existentes, para Marcos “parece razonable” que si se “impulsa actividad en el territorio y es una actividad rentable, sea una de las actividades que se está implantando”.

Sobre la oposición social a estos proyectos, Marcos lo atribuye a “intereses o movimientos políticos” que lo que están haciendo es “desinformar” y promover manifestaciones en contra del consumo de carne o de azúcar, entre otros productos similares. “Eso hay que desmontarlo”, reclama la consejera porque, a su juicio, la “desinformación y el populismo” contra el sector primario “no tiene ninguna lógica, y menos en Castilla y León”.

“Queda más bonito un prado lleno de margaritas, pero de eso no se vive”, puntualizó, y abogó por el mantenimiento de la actividad económica vinculada al sector primario. “Tenemos que dimensionar bien y pedir rigor a quienes lanzan estos mensajes catastrofistas contra la ganadería”, por lo que advirtió la defensa del sector “donde haya que defenderlo”.