700.000 euros para prevenir incendios en 13 zonas de Ávila

B.M
-

La tramitación, que se hace de forma urgente por la parálisis provocada por el COVID-19, incluye tres anualidades para tratamientos selvícolas y contar con un retén en el tiempo de peligro alto de fuego

700.000 euros para prevenir incendios en 13 zonas de Ávila - Foto: David Castro

La Consejería de Medio Ambiente saca a licitación trabajos de prevención de incendios forestales en forma de tratamientos selvícolas y un retén para la época de peligro alto de fuegos, lo que supondrá una inversión de casi 700.000 euros. Un dinero que se utilizará para la contratación de una cuadrilla que se encargará de un espacio de 285 hectáreas en trece zonas de la provincia entre los años 2020 y 2022.
Las zonas donde se harán los trabajos incluyen montes de los ayuntamientos de Arévalo, El Bohodón, Espinosa de los Caballeros, Nava de Arévalo, San Vicente de Arévalo, Orbita, Santa María del Cubillo, Villafranca de la Sierra, Mengamuñoz, Santiago del Collado, Langa y los asocios de Ávila y Piedrahíta.
En este caso la contratación se realiza por un procedimiento de urgencia teniendo en cuenta que la cuadrilla que incluye la propuesta tiene programados trabajos a finales de la primavera, momento en el que no hay que descartar la aparición de incendios forestales por la experiencia de campañas anteriores, siendo además la única cuadrilla que abarca el espacio. Además, hay que tener en cuenta que la paralización de los procedimientos de contratación con motivo de las medidas tomadas frente al COVID-19 han provocado la imposibilidad de haber comenzado su contratación según la programación prevista inicialmente, motivo por el cual desde la institución regional se considera que actualmente resulta urgente su contratación para poder efectuar tanto los tratamientos selvícolas preventivos de incendios forestales, como para acudir a los mismos en caso de declaración.
El objeto del contrato consiste en la realización de tratamientos selvícolas como eje fundamental de las labores restauradoras de la vegetación durante las campañas de los veranos 2020, 2021y 2022 cumpliendo como retén de tierra dentro del operativo provincial para la asistencia a incendios forestales en las épocas de máximo riesgo.
La labor casi en exclusiva es la realización de tratamientos selvícolas, labor fundamental en los cuidados que se dan a las masas sobre las que se actúa para garantizar su mejora y pervivencia. En general son actuaciones que por un lado desarrollan modelos con menor riesgo de incendios, y en caso de que éste se produzca sea más difícil su progresión. Por otro lado también «dichos tratamientos van encaminados a un producción posterior, bien sea piña, madera, pasto, hongos y caza fundamentalmente, sin desdeñar su impacto en el uso social del monte y por ende en el de conservación de las especies protegidas que existen en los montes de la comarca de Sierras de Ávila», se explica en el procedimiento de contratación.
Los tratamientos se agrupan en clareos y podas en edades juveniles y que requieren inversiones ejemplo repoblaciones de Pinus sylvestris. A mayores de las labores de tratamientos selvícolas y asistencia a incendios en la campaña de los veranos 2020 al 2022 la cuadrilla de incendios tiene asignadas horas en las que se encontrarán en estado de retén que incluye disponibilidad para asistir a incendios en horas de trabajo suyas en las que tenían que estar realizando tratamientos selvícolas, de forma que así pueden acudir más rápidamente a incendios. Además tienen horas de este tipo nocturnas en caso de que fuera necesario, dependiendo de las características de las campañas de verano.
Entre los trabajos que se realizarán para la limpieza del terreno se incluyen desbroces, clareos y recogida de restos, con esa previsión de aprovechamiento de biomasa. Además se les podrán encomendar labores de limpieza y mantenimiento puntual de pistas mediante medios manuales, mantenimiento y reparación de los puntos de agua contra incendios, reposición de tuberías, mantenimiento de captaciones de agua, reparación y mantenimiento puntual de cerramientos y porteras, mantenimiento de muros y chapados de piedra, mantenimiento de refugios y señalamientos de madera. 
A todo ello se unen posibles prácticas y entrenamientos de manejo tanto de herramientas manuales como de herramientas mecánicas, motosierra y motodesbrozadora, en acciones de apertura de línea de defensa y otras técnicas básicas de ataque o defensa, así como la práctica de tendidos de mangueras.