La Cebrereña se asoma a la salvación

Área 11
-
La Cebrereña se asoma a la salvación

3
Cebrereña
0
Almazán
Finalizado
Los culturalistas no fallan en El Mancho Ángel Sastre y en una final anticipada golean al Almazán para situarse a un punto de la permanencia

Tres puntos de oro para una Cultural Deportiva Cebrereña que en una final por anticipado ante el Almazán se acerca a la permanencia aprovechando las derrotas de sus máximos rivales. La victoria por 3-0 ante un mermado equipo soriano deja al conjunto de Pepe García a un solo punto del objetivo de la salvación tras una gran tarde en El Mancho Ángel Sastre, de esas que hacía tiempo que no se vivían.
La Cebrereña tenía muy claro que sólo valía ganar, y se daban las condiciones apropiadas, pues el Almazán llegaba a Cebreros con solo 13 jugadores, entre los que se incluían dos porteros. Pero el partido había que jugarlo, y había que ganarlo, para aprovechar los pinchazos de Bupolsa y La Granja.
Salieron a morder los locales, empujados por el público presente. Y en el minuto cinco ya demostraban que iban a por todas con una ocasión de Dani Tena, que remataba en el borde del área. El balón tocaba en un defensa y salía ligeramente desviado.
Era un primer aviso de lo que iba a venir a continuación. Solo cinco minutos después, tras un saque de esquina, remataba Perdi a puerta y obligaba a Alfaro a realizar una espectacular intervención. No le sirvió de mucho al portero soriano, pues ahí estaba Guille para cazar el rechace y marcar (1-0) el primer gol de la tarde.
Sin dejar respirar a su rival, seguía el asedio de la Cebrereña. Víctor disparaba una falta desde la frontal que obligaría de nuevo al portero a lucirse con una gran estirada al palo izquierdo. Y dos minutos más tarde perdonaba el segundo gol Ruba tras rematar desde el punto de penalti completamente solo, pero el balón salía rozando el poste del Almazán, defendido por Alfaro, que respiraba.
A partir de esas dos ocasiones se calmó un poco el partido y el Almazán empezó a controlar algo más el esférico. Fueron unos minutos de tranquilidad hasta el descanso, en los que el juego pasó a tener más protagonismo en el centro del campo, sin inquietar en ningún momento el equipo visitante la portería defendida por Javi Gordo, que seguía sin tener que intervenir en ningún lance del juego prácticamente. Pero un minuto antes del descanso la Cebrereña volvía a tener otra ocasión. Tras un centro lateral de Guille, Súper remataba por encima del travesaño.
El descanso no fue una mala noticia para el Almazán. Pese a tomar un respiro necesario, poco después de salir de vestuarios la Cebrereña marcaba el segundo. Un despeje de cabeza fallido de la defensa visitante dejaba el balón muerto en el área y Víctor se anticipaba para colocarla en la escuadra, poniendo el 2-0 en el marcador y dejando el partido visto para sentencia, teniendo en cuenta que el Almazán tan solo contaba con un jugador de campo en el banquillo para solucionar la situación tan difícil que había que afrontar. Los de Pepe García habían salido como motos tras el paso por los vestuarios, repitiendo la situación que se vivió en el inicio del partido.
Los locales seguían dominando, a excepción de algún contraataque de los sorianos. Otra ocasión clarísima llegó entrada la segunda parte, cuando Alfaro volvía a evitar otro gol con una parada a bocajarro con el pie a Guille cuando ya se cantaba el tercero. El delantero local era una pesadilla para la defensa durante todo el partido y junto con Súper formó un tándem que volvió loco al Almazán y enloquecía a los presentes en El Mancho Ángel Sastre, que hacía tiempo que no disfrutaban de un dominio tan avasallador de su equipo.
Tuvo unos minutos de dudas la Cebrereña, que notó el cansancio y decidió retrasar la posición y cerrarse algo más en su campo. Lo aprovechó el Almazán, que se lanzó sin dudarlo al ataque y dispuso de sus primeras ocasiones claras en todo el partido. Fueron entrando en los últimos veinte minutos de juego. La primera, una volea de Anto en el punto de penalti que atrapaba Javi Gordo. Y la segunda, tan solo dos minutos después, un remate de Héctor un poco escorado en el que el balón se acabó envenenando y tocó en el larguero.
Durante esos minutos dominaba el Almazán, pero sin crear excesivo peligro con ya ambos equipos muy cansados. Sin embargo, la Cebrereña también supo jugar al contragolpe y en los últimos compases del encuentro, llegaba el tercer gol. En este caso fue Pakato quien cerraba la clara victoria, batiendo a Alfaro tras un despeje del portero visitante, quien a pesar de recibir tres goles, fue el mejor del Almazán, muy seguro durante todo el encuentro y evitando una goleada más amplía para su equipo en Cebreros.
La escasa profundidad de ambos equipos en el banquillo hizo que sólo se viese una sustitución durante los 90 minutos del mismo.
La Cebrereña consigue tres puntos muy importantes que le dejan a un solo punto de la salvación para afrontar las últimas jornadas y con la moral por las nubes tras el bonito y autoritario triunfo ante su público.