La violencia de género obliga a proteger a 120 mujeres

I.Camarero Jiménez
-

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, inauguró en la capital unas jornadas sobre violencia de género y explicó que a final de año Ávila podría llegar a las 400 denuncias, algo que no entiende necesariamente como negativo

La violencia de género obliga a proteger a 120 mujeres

Toda ayuda económica es poca para emprender acciones que palien la grave situación de violencia de género que sufrimos y por eso la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, acudió a Ávila este jueves para inaugurar la jornada sobre violencia de género (que se realiza desde la Unidad de Violencia contra las mujeres) y explicar el reparto de fondos del Pacto de Estado para las entidades locales. 
Estimaba Martín que «la muerte de una sola mujer asesinada es un fracaso» y a tenor de esta afirmación son muchos los fracasos y muy grave la situación porque desde 2003 en España han muerto asesinadas 1.028 mujeres; 51 de ellas, en Castilla y León y de éstas 4, en Ávila. Sólo en 2019 la cifra llega a 52 mujeres asesinadas por la violencia machista, concluía.
Concretó que en el caso de Ávila además hay una media anual de 300 denuncias,si bien este año podríamos llegar a las 400 y a día de hoy son más de 120 las mujeres con protección por este motivo en la ciudad y la provincia de Ávila. 120 de las más de 1.200 que hay en Castilla y León. Además, dijo, hay actualmente 6 hombres, con la residencia fijada en esta provincia, que cumplen condena en centros penitenciarios por delitos de violencia de género.
El incremento en el número de denuncias es «importante» pero «no necesariamente debemos valorar como un dato negativo con respecto a años precedentes porque quiero pensar que significa que están aflorando casos que antes también se producían pero ni siquiera se denunciaban». 
Todo ello por culpa del «machismo» y unos actos que no dudó en calificar de «terrorismo» y contra los que no cabe más que emprender acciones y luchar como «si todos los días fuera 25 de noviembre  -el Día Internacional para erradicar la violencia contra las mujeres y en el que «desgraciadamente falleció una mujer asesinada por esta causa-». Y es que, según Martín, «muchos días y, en cualquier caso, con excesiva frecuencia nos levantamos con una mujer menos y muchas veces también, con hijos que se quedan sin su madre y familias destrozadas».
En cuanto al reparto de fondos del Pacto de Estado son aproximadamente 700 euros por Ayuntamiento y a mayores una partida de 0,18 euros por habitante los que les corresponde a cada localidad. A  Castilla y León le corresponde este año siete millones y medio de euros como Comunidad Autónoma y cinco más a repartir entre los ayuntamientos de la región.
Fue el de este jueves un encuentro que se está celebrando en todas las provincias de Castilla y León y que se cerrará en Valladolid en el que además se dan pautas sobre cómo invertir esos fondos a los componentes de los ayuntamientos, léase, alcaldes, concejales, secretarios etcétera. Y esa forma es realizando actividades que se enmarquen en las medidas que recoge el Pacto de Estado sobre la Violencia de Género. Unas indicaciones necesarias dado que algunos ayuntamientos han propuesto devolver los fondos porque no han sabido cómo invertirlos.
Acciones que hay que emprender en cualquier caso para luchar contra «este drama y esta aberración, que desde luego es la manifestación más cruel de desigualdad que tenemos en el siglo XXI y que sufre la mitad de la población». Lucha a través de la formación, la educación y la divulgación de los recursos con los que cuentan las mujeres para protegerse y defenderse, con medios humanos y materiales.
Explicaba Martín que afortunadamente las mujeres «se están concienciando de que tienen que denunciar y de que no están solas porque todos somos responsables» y para ello cuentan con todos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También de la Policía Municipal, por supuesto en aquellas localidades que cuentan con efectivos al respecto que disponen del sistema ‘Viogen’ para esa lucha (tales como Cebreros,Sotillo o Arenas en la provincia de Ávila).
Recordaba que en esta lucha hay un Pacto de Estado, con 296 medidas articuladas en 10 ejes de acción, y que está suscrito entre partidos que son antagónicos en sus planteamientos, pero que llegan a ese pacto para trabajar conjuntamente en temas prioritarios, como lo es la violencia contra las mujeres. En este punto no obvió la aparición de un partido «de extrema derecha» (en clara referencia a Vox) que está dejando ver «un serio peligro de retroceso y de una vuelta atrás desde las propias instituciones porque cuestiona, pone en duda y falsea datos por oscuros intereses». Sus cuestionamientos sobre la violencia contra la mujer ha hecho «que se estén rompiendo los consensos que venían manteniéndose por todas las formaciones políticas, democráticas y constitucionales». 
Por todo ello animó a que «todos los demócratas debemos ser más firmes que nunca y seguir avanzando para decir que no vamos a dar ni un sólo paso atrás ante la cruel realidad de un machismo que mata».
«Fuimos pioneros en violencia de género y con una ley de igualdad, con gran implicación ciudadana», defendía la delegada para asegurar «que es reprobable que se estén dando pasos atrás». Es una cuestión de sensibilidad, de educación y también de mentalidad. «No podemos permitir que haya irresponsables en las instituciones ejerciendo un machismo cavernícola y muy peligroso».