El Colegio Diocesano Pablo VI cumple medio siglo de vida

E.Carretero
-

El pistoletazo de salida a la conmemoración de esta efemérides tuvo lugar este viernes con la presentación del nuevo logo de este centro educativo que cuenta con casi 1.100 alumnos

El Colegio Diocesano Pablo VI cumple medio siglo de vida

Hace medio siglo el obispo de Ávila nombró párroco de Santiago a un joven cura llamado Francisco López, que se encontró un barrio con muchas carencias donde lo que más le preocupó fue la situación de los niños de esta zona de la capital abulense que no contaba con un centro escolar. Con ayuda de una de sus hermanas puso en marcha una pequeña escuela  de infantil detrás de la iglesia de San Nicolás hasta que poco a poco, llamando a todas las puertas y gracias también a la colaboración de la gente del barrio fue surgiendo una escuela que el año 1969 obtuvo el reconocimiento de la administración. Una escuela que el joven párroco, al que ya todos llamaban don Francisco, quiso llamar Santos Moro, en reconocimiento al obispo de la diócesis de Ávila, pero que finalmente, y ante la negativa de éste, se terminó llamando como el pontífice de la época. Así nació el colegio diocesano Pablo VI que durante este curso festejará los 50 años de su creación. Lo hará con un completo programa de actos que dio comienzo este mismo viernes con el descubrimiento del nuevo logo del centro y con una suelta de globos en el patio a la que se invitó a toda la comunidad educativa así como a diversas autoridades, entre ellas el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera; el presidente de la Diputación, Carlos García, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero.
En reconocimiento a quien puso en marcha aquella escuela que con el paso del tiempo terminó convirtiéndose en un centro educativo que hoy cuenta con casi 1.100 alumnos, y también dentro de los actos organizados con motivo de esta efemérides, en mayo se entregará el reconocimiento D. Francisco López a los valores del colegio. Éste será uno de los muchos actos programados para conmemorar los 50 años de vida de este centro educativo que inicialmente tuvo su sede en los bajos de unas viviendas sociales y que en el año 1985, y gracias a una inversión de la Diócesis de Ávila, se trasladó a la calle Rafaela de Antonio, donde se encuentra en la actualidad.
«50 años son muchos, pero son solo el comienzo de todo lo que  viene después», aseguró el director de este centro educativo, Pablo Martín, durante el acto de presentación del programa de esta efemérides que se conmemorará con «actos importantes a lo largo de este curso» de tal forma que cada mes se han programado varias actividades, tal y como detalló Jorge Barrera, profesor del centro. Exposiciones retrospectivas, concursos o conciertos son solo algunas de las propuestas con las que se celebrarán este medio siglo de vida al que también invitan a unirse a antiguos alumnos y docentes que pasaron por este centro. De hecho, en una de las actividades programadas en abril se invitará a que antiguos profesores regresen a las aulas para impartir una clase y a que viejos alumnos hagan lo mismo para conocer las nuevas metodologías. Con este fin se ha creado el perfil de facebook ‘antiguos alumnos del Colegio Pablo VI’.
No faltará tampoco este año la tradicional carrera familiar, que se acompañará en marzo de una mesa redonda sobre el papel de la Iglesia en la educación, jornada en la que se entregará el reconocimiento ‘Pablo VI’ a la influencia educativa.
Los actos conmemorativos se clausurarán el 12 de junio con una cápsula del tiempo.