El Real Ávila se siente al alza

A.S.G.
-

Los últimos encuentros dejan un gran sabor de boca entre los encarnados, que parecen haber encontrado las sensaciones para volver a tirar hacia arriba. Sólo Zamora y Almazán lograron un pleno de 9 de 9

El Real Ávila se siente al alza - Foto: Ana I. Ramirez

El Real Ávila vuelve a tener motivos para sonreír. Vuelve a soplar el viento de cola en un Adolfo Suárez que poco a poco va olvidando un inicio de temporada que sorprendió a todos, dentro –«no hemos empezado como hubiéramos querido»– y fuera después de un verano con una nueva apuesta que gustó a todos. El tropiezo ante el Real Burgos (1-1) y la reincidencia ante el Júpiter Leonesa B(1-1) tensó los nervios. Porque el Grupo VIII no espera y cada punto perdido es un paso atrás en el objetivo de querer pelear por los playoffs cuando la temporada empiece a vislumbrar su último tramo. Sin embargo el equipo empieza a encontrarse. Cotiza al alza de nuevo. No sólo ha sido una semana de siete puntos de nueve posibles, sino las sensaciones que vuelve a despertar un equipo que se encontró con bajas importantes –Rubo, Rubén Ramiro o Diego Ortiz, entre otros– pero halló quien volviera a levantar la bandera desde la trinchera. Manu Moreira, que sigue demostrando que su llegada ha sido un acierto, SergioMayorga, que se estrenó en el once este curso pidiendo un sitio todos los fines de semana, o unJavi de Mesa que en su treinta cumpleaños firmo uno de esos partidos que le convierten en factor diferencial.    
Necesitaba una tarde como la del domingo el equipo encarnado, que levantó a los suyos del asiento cuando en cinco minutos (del 1-1 de La Granja en el 75’ al 3-1 en el 80’) se revolvía contra los fantasmas del pasado, esos que han llevado en más de una ocasión  a ver al equipo lamentarse en los últimos momentos por la oportunidad perdida. Un equipo vertical, directo y eficaz. Es el equipo que quiere para este curso JonathanPrado. Ha costado verlo sobre el césped aunque parece que empieza a asomar. Seis goles en tres partidos. Pudieron ser más pero en Los Dominicos la suerte fue esquiva.  
Eso sí, queda seguir remando.El equipo consiguió siete de nueve, el mismo botín que equipos como el Burgos Promesas Universidad Isabel I o Salamanca B. Sólo Zamora –suma siete victorias consecutivas– o Almazán lograron el pleno en una zona alta a la que necesita seguir acercándose el equipo encarnado, obligado a sumar más que el resto. De momento el equipo busca su propia dinámica ganadora. El próximo domingo visitará al Bupolsa en SanAmaro, donde ya han ganado Arandina, Salamanca B o Gimnástica Segoviana.Un lugar y un buen momento para sumar la primera fuera. Porque el equipo está en crecimiento, porque lo necesita y porque sería la primera vez que enlaza dos victorias seguidas. No es poco premio.