La empresa organizadora del Concurso Hípico reclama 26.000€

L.C.S
-

La documentación presentada por JG Sport Horses, sociedad adjudicataria de esta actividad, está en fase de estudio para la tramitación del expediente por parte del Consistorio abulense

La empresa organizadora del Concurso Hípico reclama 26.000€

La empresa organizadora del Concurso Hípico ha presentado ante el Ayuntamiento de Ávila una reclamación por valor de 26.125 euros, en concepto de daños por la suspensión de la competición el pasado mes de agosto.
Así se ha trasladado por parte del alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, al resto de grupos políticos en el transcurso de una Junta de Gobierno Local, en la que se informó de esa reclamación aportándose la documentación acreditativa de dichos gastos por parte de la empresa adjudicataria de esta actividad, JG Sports Horses, y que ahora será sometida a la tramitación del pertinente expediente con la debida fiscalización de la intervención municipal.
La decisión de suspender el Concurso Nacional de Saltos Ciudad de Ávila, prueba de 4 estrellas que este año hubiera cumplido su edición número 58, se adoptó el 13 de julio, estando prevista la celebración de la competición para las fechas del 21 al 35 de agosto.
Desde el Ayuntamiento se aludió para justificar esta decisión de suspender la celebración del concurso a la  «delicada situación de las reservas de agua que abastecen a la capital», que por aquel entonces se encontraban al 46 por ciento de su capacidad total, toda vez que para «para garantizar el adecuado mantenimiento de las pistas de hípica para el desarrollo de la prueba» se gastaría «un elevado volumen de Ávila» que en unos cálculos municipales apuntaban a los dos millones de litros, aunque desde la organización luego se rebajaría.
No obstante, ni esa afirmación por parte de la empresa de que el gasto de agua no se disparaba a esa cantidad, ni el resto de alternativas  ofrecidas desde el Ayuntamiento, como el cambio de fechas o de lugar de celebración, tuvieron el visto bueno de la adjudicataria, procediéndose finalmente a la cancelación del Concurso, que se llevaba celebrando de manera ininterrumpida en la capital abulense desde el año 1991.
posibilidad. De hecho, después de que el concurso, que nació en el año 1960, no pudiera celebrarse en 1984 (por problemas económicos) y en 1989 y 1990 (por la peste equina), la competición no se interrumpía desde el año 1991.
Ya desde los primeros días posteriores a la decisión de suspender el Concurso, desde el Ayuntamiento de Ávila se contempló la posibilidad de que la empresa organizadora presentara una reclamación de daños y pidiera una indemnización que desde el Consistorio abulense se está dispuesto a estudiar y afrontar si legalmente la empresa tiene derecho a ello, tal y como se ha repetido desde fuentes municipales en varias ocasiones.