La crisis del Covid-19 genera un torrente de solidaridad

M.M.G.
-

Instituciones, empresas y particulares se han volcado toda la semana para hacer frente a una situación marcada por el aislamiento domiciliario y la preocupación por la situación sanitaria

La crisis del Covid-19 genera un torrente de solidaridad

La primera semana de aislamiento  está a punto de concluir y no han sido días fáciles. Pero lo cierto es que ante esta complicada situación Ávila y los abulenses han sacado a relucir su faceta más generosa provocando un torrente de solidaridad a todos los niveles.
Empresas, colectivos, instituciones y particulares han puesto sus pequeños granos de arena para ayudar a quienes más lo necesitan estos días. Sobre todo a la gran familia sanitaria de Ávila. Pero, también, a aquellos que con su esfuerzo de quedarse en casa están trabajando para no colaborar en la propagación del virus.
Cada uno en función de sus posibilidades y teniendo en cuenta los medios que tiene a su alcance ha querido colaborar para hacer más llevadera la situación.
Éste fue el caso a comienzos de la semana de los propietarios de los hoteles de Ávila. 
Al igual que ha ocurrido en otras ciudades españoles, el mundo de la hostelería abulense se ha volcado con la causa. En el caso de Ávila, el portavoz de los propietarios de hostales y hoteles fue Víctor Gómez, presidente de la Federación de Hostelería de Confae, que puso a disposición de Sanidad los establecimientos hoteleros de la ciudad para, en el caso de que fuera necesario, alojar a pacientes o personas que tuvieran que permanecer en cuarentena.
Afortunadamente, de momento no ha sido necesario recurrir a sus servicios. Pero el ofrecimiento ya está hecho y la sanidad abulense supo agradecerlo.
donaciones individuales. Al igual que también agradeció las donaciones realizadas por cientos de personas, individuales y de colectivos que el lunes y el martes acudieron a donar el material de protección que necesitan los sanitarios de la región. 
Por supuesto que entre los cientos de donaciones hubo numerosas donaciones a título particular, pero también colectivos como la Federación Abulense de empresarios de Hostelería que ante el llamamiento de Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, ya se pusieron en marcha en la misma tarde del domingo para además pedir la colaboración de alguno de sus proveedores. 
Así a primera hora de la mañana llevaron hasta medio millar de mandiles de plástico desechables y 14 mandiles impermeables y reutilizables. Un gesto para el que contaron con la ayuda de la empresaAldea suministros.
Todo ello se llevó a Valladolid para su posterior distribución en los hospitales de la región entre los que estará, quiso destacar el delegado de la Junta, el abulense.
Y en esta línea de generosidad y de donaciones debemos destacar la buena respuesta dada por los abulenses a la hora también de donar sangre.
El cierre del punto fijo de donaciones, ubicado en el Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles, y la salida de Ávila de los alumnos de la Escuela de Policía (unos de los grandes donantes de sangre de nuestra ciudad) puso en alerta a los responsables de la Hermandad de Donantes de Sangre, que temen que el confinamiento haga que los donantes habituales retrasen las donaciones que suelen tener programadas.
Pero dada la situación que atravesamos, el presidente de la Hermandad, Alejandro Reveriego, avisaba de que no podemos correr el riesgo de que los bancos de sangre se vacíen.
Y por eso lanzaron esta semana y lo harán también la que comienza mañana campañas puntuales de donación para que eso no llegue a convertirse en una realidad.
El martes la cita tuvo lugar en la plaza de Santa Ana y el viernes, en el barrio de San Antonio y en la localidad de Las Navas del Marqués.
Y para mañana lunes se ha organizado una extracción de sangre en la localidad de Arévalo, en el centro de salud de la avenida Emilio Romero de 16,30 a 20,30 h.
Conviene apuntar que en la Comunidad se necesitan 450 donaciones de sangre diarias para poder cubrir las necesidades de componentes sanguíneos de los centros asistenciales.
protección civil. Otro de los colectivos más implicados a la hora de ayudar a los abulenses ha sido el de los voluntarios de Protección Civil.
El mismo lunes, iniciaron el servicio de abastecimiento para personas que por el hecho de ser mayores, tener algún tipo de discapacidad o movilidad reducida no pueden (ni deben) salir a la calle estos días.  
El primer día de esta iniciativa, recogieron los pedidos de siete personas y a primera hora de la mañana del martes sumaron otros tres más que después se fueron ampliando con el paso de las horas.
Y sólo un día después, el miércoles, Protección Civil amplió el dispositivo con la distribución de medicinas.
El funcionamiento de este nuevo servicio es parecido al del reparto de alimentos, de tal manera que las personas interesadas deben llamar de 9,00 a 14,00 horas al teléfono 920354035 donde se les realizará una serie de preguntas. Posteriormente los voluntarios de Protección Civil se acercasn hasta el domicilio de quienes necesitan de esta ayuda, para recoger la cartilla o la receta electrónica con el medicamento que requieren. Se abonará el pedido, y los voluntarios se acercarán a la farmacia para recoger los medicamentos y entregárselo a los pacientes.