El Diálogo Social salta el charco y sirve de modelo a la OEA

SPC
-
La delegación de Castilla y León posa con el secretario general de la OEA en Washington (Estados Unidos).

Una amplia delegación castellana y leonesa, encabezada por el consejero de Empleo, mantiene un encuentro con el secretario general de la Organización de Estados Americanos

El modelo de Diálogo Social de Castilla y León cruza el charco y sirve de ejemplo a la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, Luis Almagro, se reunió con una amplia delegación autonómica, encabezada por el consejero de Empleo.
En el encuentro, al que asistieron representantes de la patronal Cecale y de los sindicatos UGT y CCOO, el secretario general de la OEA, organismo que reúne a los 35 estados independientes de América y principal foro gubernamental político, jurídico y social, mostró especial interés por conocer el funcionamiento del Diálogo Social que desarrolla Castilla y León y los beneficios que los acuerdos pueden traer para el desarrollo económico y social de las naciones.
Almagro destacó que uno de los pilares de la OEA es apoyar el desarrollo social y económico, favoreciendo el crecimiento sostenible en América, y por ello el Diálogo Social de Castilla y León debe ser conocido y extrapolable, de modo que se puede adaptar a otras zonas del mundo.
El consejero de Empleo, Fernández Carriedo, explicó las claves y los acuerdos unánimes que han permitido fijar políticas dirigidas a mejorar la sanidad, la educación, las políticas activas de empleo, así como en materia de productividad y promoción económica.
«El modelo puede servir de referencia para que cada cual recorra su propio camino. Y yo creo que hay muchos países que lo están tomando con mucho interés y que puede ser útil para el proceso que tienen por delante de más igualdad social y crecimiento económico en toda Latinoamérica», señaló.
Por su parte, el presidente de Cecale, Santiago Aparicio, indicó que «los beneficios de los acuerdos derivados del Diálogo Social son indiscutibles» y agradeció a Luis Almagro «su acogida y el interés mostrado en este modelo» que ha dado unos resultados muy positivos. En su opinión, «el valor del diálogo social reside en el compromiso y la capacidad de las partes para acercar posturas encontradas y muy dispares», según informa Ical.
Por su parte, el secretario general de UGT, Faustino Temprano, apuntó las «grandes oportunidades» que proporcionaría el Diálogo Social a los países iberamericanos en la cohesión social, si bien remarcó «que habría que adaptarlo a la realidad social de cada país». Igualmente, Temprano señaló que, de los 103 acuerdos conseguidos a través de este método de trabajo, 22 siguen en vigor en estos momentos, resaltando especialmente el acuerdo del Servicio de Relaciones Laborales (SERLA) y la Renta Garantizada de Ciudadanía.
En la misma línea se pronunció Saturnino Fernández, secretario de Política Institucional, Empleo y Diálogo Social de CCOO Castilla y León, quien, además, tras destacar la importancia de este encuentro con la OEA para dar a conocer las ventajas de este modelo, recalcó la necesidad de «entendimiento entre cada una de las partes» como clave para el éxito.