Los animales provocaron 437 accidentes de tráfico en 2018

I.Camarero Jiménez
-

En los dos últimos años no hubo víctimas mortales pero el número de heridos y de accidentes va en aumento

Los animales provocaron 437 accidentes de tráfico en 2018 - Foto: Diario de Burgos Alberto Rodrigo

En el año 2018 las carreteras abulenses registraron nada menos que 437 accidentes de tráfico en los que se determinó que fueron provocados por animales. Si lo comparamos con el año anterior observamos varios asuntos interesantes y el primero de ellos es que los siniestros de este tipo se han incrementado del orden del 10% (el 10,3 concretamente) pues son 41 más que los 396 registrados durante el año inmediatamente anterior, el 2017.
Por suerte en ninguno de estos dos años los siniestros provocados por animales se han llevado vidas humanas por delante, pero sí es verdad que cursaron con heridos en varias ocasiones. Así el 2017 se saldó con 10 accidentes con víctimas y con el resultado de 16 heridos que no tuvieron que ser hospitalizados y en 2018 fueron 16 los siniestros con víctimas heridas que sumaron 22 y también sin fallecidos.
Hay entre todos los animales que provocaron accidentes uno que claramente es ‘culpable’ de la mayor siniestralidad y ése no es otro que el jabalí. 
El jabalí, el más dañino. Si en 2017 de los 396 siniestros ocurridos estuvo detrás de 188, esto es del 47,5% del total; en 2018 va a más y de 437 siniestros actuó en 228, esto es en el 52% del total.
Le siguen los accidentes provocados por cánidos y por corzos y aunque  en 2017 los perros fueron la causa de más que los corzos (45 frente a 41) en ambos casos suman más siniestros en 2018 (55 y 58 respectivamente). Según los últimos datos los corzos están detrás del 13,3% de los accidentes y los cánidos detrás del 12,5%.
  Si se ponen a circular por las vías abulenses y como en cualquier otra hay que extremar la precaución y no perder de vista la carretera, pero además hay que poner mayor atención, si cabe si circulan por la N-110, la CL-501 o la N-502 y es que en ellas se produjeron durante el año pasado nada menos que 84, 52 y 24 siniestros por la irrupción de animales en la carretera.
Además la primera de ellas es más conflictiva si cabe porque los siniestros de este tipo van a más respecto al año 2017 y se han producido de hecho 12 siniestros más que un año atrás. En las otras dos carreteras se han reducido los accidentes de 54 a 52 y de 27 a 24, pero aún así las cifras no engañan y no es difícil encontrarse con animales en la vía. Tampoco es difícil toparse con uno en la N-403 donde roda los 30 accidentes.
Otras infraestructuras conflictivas en este sentido son  la AV-100 y la AV-905 ya que allí son muchos menos los siniestros pero también hay que tener en cuenta que se han duplicado respecto al año anterior, con 14 y 12 respectivamente.
Hay más vías en las que se superaron la decena de siniestros, tales como la AV-110, con 15, la AV-900, con 10, la AV-941, con 19, la CL-505, con 18  o la Cl-510 que suma 15.