Sin fútbol sala hasta nuevo aviso

A.S.G.
-

La Liga Zasport confirma que su idea es «terminar las competiciones cuando podamos». El Arévalo CF suspende la V edición del torneo alevín Arévalo CUP

Sin fútbol sala hasta nuevo aviso - Foto: Ana I. Ramirez


En una decisión tan lógica como esperada por el nuevo escenario de extensión del estado de alarma el Club Deportivo Zasport, organizador de la Liga de FútbolSala Zasport que cada fin de semana reune cerca de 30 equipos en las diferentes instalaciones deportivas de la ciudad, tomaba la decisión de «suspender las próximas jornadas» avisaban. Así, y como el resto de competiciones, queda aplazada la disputa de partidos hasta nueva orden.
No se pone fecha a su regreso pero sí lanzan un mensaje decidido desde el CDZasport sobre el futuro de la competición. «Nuestra idea es la de terminar las competiciones en cuanto podamos ponerla en marcha» señalan. Pasan los planes de la competición por la modificación de los calendarios para hacer posible que los equipos pudieran seguir, pasada esta crisis sanitaria, disputando la competición no sólo de liga sino de copa.  Si en la Divisiónde Honor el Hierros Pascual La Mezquita caminaba hacia el título con paso firme con 6 puntos de ventaja sobre el Dados Group Charlotte, en la Primera División el Mesón Cava Acabados MK es el virtual campeón gracias a su ventaja y el mínimo margen de maniobra que le queda al Bar Restaurante Chopo, segundo a 14 puntos de distancia, aunque con un partido menos. En la Segunda División hasta tres equipos peleaban en estos momentos por el título y el ascenso. En apenas dos puntos de distancia quedaban el Niharra Venta del Soto, El Emperador Carnicería Diego, el Restaurante Sanjuaniego Estudios Europa y el Electra San Bartolomé Bar 124.
El Arévalo Club de Fútbol, club organizador de la Arévalo Cup, se ha visto finalmente empujado a suspender la V edición del torneo de fútbol alevín que organiza en la ciudad morañega. A través de las redes sociales comunicaban que la quinta edición de este torneo, que se iba a celebrar los días 30 y 31 de mayo quedaba aplazada «debido al problema de salud mundial que nos afecta». Un torneo que durante los últimos cuatro años se había asentado y en la que se daban cita los mejores equipos alevines de la zona. Un torneo que, además de la competición deportiva, buscaba la educación en valores trabajando desde la competición  aquellos valores que se entienden como necesarios en el fútbol base como son el respeto, la deportividad, la competitividad, la convivencia, la educación y el disfrute.