Cruz Roja de Ávila atiende mil demandas de alimentación

M.R
-

En las siete semanas que llevamos de estado de alarma, la entidad ha realizado unas 400 entregas de medicamentos en toda la provincia, principalmente a personas que por edad o enfermedad no pueden salir de casa

Cruz Roja de Ávila atiende mil demandas de alimentación


En las siete semanas transcurridas desde que se decretó el estado de alarma, Cruz Roja Española en Ávila ha distrubuido alimentos y medicamentos a 1.447 personas mayores de toda la provincia que lo han solicitado. En la mayoría de los casos son ciudadanos «que por su edad o su estado de salud, no salen a la calle», explican desde la organización, cuyos voluntarios les acercan a su domicilio los alimentos o medicamentos que previamente han encargado.
En el balance que la entidad ha realizado este martes de estas siete semanas, en las que ha dado respuesta a las necesidades surgidas del confinamiento a través del Plan Cruz Roja Responde, figuran múltiples datos, todos ellos reveladores de la actividad intensa e ingente que ha desplegado la organización.
Cruz Roja de Ávila atiende mil demandas de alimentaciónCruz Roja de Ávila atiende mil demandas de alimentaciónAsí, desde el 16 de marzo Cruz Roja de Ávila ha recibido un total de 1.056 demandas de alimentación, de las que 733 llegaron a través del 012 de la Junta de Castilla y León,  y 323 han llegado directamente a Cruz Roja Española en Ávila por diferentes canales propios de la entidad (teléfono, E-Mail, redes sociales).
Además, Cruz Roja Española en Ávila continúa realizando llamadas a personas mayores de toda la provincia para conocer cómo se encuentran. En total, ha contactatado con 4.466 personas en estas siete semanas, de las que 3.023 son llamadas  a personas de avanzada edad que viven solas, que tienen el servicio de teleasistencia o que son usuarias habituales de Cruz Roja Española en Ávila. A esta cifra ya de por sí abultada hay que añadir  1.441 llamadas realizadas a personas socias de la institución de más de 60 años de edad, a las que se agradece su compromiso con Cruz Roja. «En esta misma llamada la institución se interesa por las posibles necesidades que puedan indicar estas personas socias», apuntan desde la organización. 
Otra de las líneas de actuación del Plan Cruz Roja Responde es la distribución de medicamentos desde los hospitales de Nuestra Señora de Sonsoles y Santa Teresa enfermos crónicos que los necesitan y que antes del estado de alaram acudían ellos mismos a recogerlos a ambos centros hospitalarios. Estas rutas se realizan dos días a la semana. El lunes pasado se distribuyeron medicamentos en 73 viviendas de Ávila y provincia (Maello, Martiherrero, Pajares de Adaja y Tornadizos de Ávila), mientras que en la del miércoles anterior  se trasportaron medicinas hasta tres domicilios de la Zapardiel de la Cañada, Villatoro y San Martín del Pimpollar, según informa la entidad.
Esta ingente actividad sería imposible realizarla sin los voluntarios de Cruz Roja, «base» de la organización. En este momento están activadas 176 personas voluntarias en toda la provincia, cifra que ha ido «incrementándose semana a semana» desde que comenzó la pandemia. En las siete semanas transcurridas, «49 personas se han sumado a las filas del voluntariado de Cruz Roja en Ávila», destacan desde la entidad. 
 También han seguido aumentando las donaciones que realizan las empresas, particulares y administraciones a Cruz Roja Española en Ávila. «La Subdelegación del Gobierno en Ávila ha donado 2.000 mascarillas y el médico Omar G. Guillermo ha donado 50 pantallas de protección facial», agradecen desde la organización.
En los últimos días, se han donado, por parte de una agricultora de Fademur de Langa, 4.000 kilos de patatas que serán repartidas entre las personas vulnerables de la zona de la Moraña. «Esta entrega se realiza gracias al convenio alcanzado entre Fademur y Upa y Red Eléctrica», añade Cruz Roja.  Además, Obrador Francis, de Sotillo de la Adrada, ha entregado decenas de litros de leche y el supermercado UDACO, de Poyales del Hoyo, ha realizado una donación de diversos productos de primera necesidad.